El sapo cururú es también conocido como 'gigante' o 'marino' y puede medir hasta 25 centímetros.

Sapo atemoriza a familia y a toda una localidad debido a su gran tamaño [FOTOS y VIDEO]

El animal apareció en el patio de una vivienda en Argentina. Presentaba grandes dimensiones, por lo que los lugareños tuvieron que llamar a los bomberos.

Mundo LR
29 Nov 2019 | 17:35 h

Un sapo causó pánico entre los pobladores de una zona rural ubicada en Granadero Baigorria, Argentina. Tanta fue la impresión de ellos que tuvieron que llamar a las autoridades para que se lo llevaran.

PUEDES VER: Preocupada por su ‘perro’ que no ladraba, descubrió que era otro animal [VIDEO]

El hecho ocurrió este jueves 28 de noviembre. La dueña de la casa encontró al sapo en el patio y literalmente la paralizó, informaron medios locales. La razón: el animal presentaba enormes dimensiones.

Según declaraciones de los testigos, el sapo ‘gigante’ pesaba hasta dos kilos y era mucho más grande que cualquier otro. Al lugar acudieron los bomberos para llevárselo. Finalmente, la especie fue trasladada a la Sección Fauna del Ministerio de Medio Ambiente.

El sapo era 'gigante' en comparación con los animales comunes de su especie.

De acuerdo con los especialistas, el anfibio era un sapo cururú (Rhinella marina). Dicho animal puede medir hasta 25 centímetros y es típico del norte de la provincia argentina y de la zona litoraleña.

Otros de los nombres con los que se le conoce es sapo de caña o sapo neotropical gigante.

Un extraño animal cae del cielo a su patio: descubre que estaba casi extinto

Meses después de que un extraño animal cayera en el patio trasero de la casa de una mujer, en Australia, una prueba de ADN reveló su verdadera identidad. Se creía que era un perro o un zorro, pero resultó ser una especie en peligro de extinción.

El hecho ocurrió en agosto. Un águila dejó caer al ‘cachorro’ y la dueña de la casa lo encontró llorando entre los arbustos de su jardín, informa ABC.

“Me desperté esta mañana escuchando un gemido en mi bloque de arbustos, no puedo decir si es un zorro o un perro”, escribió la mujer a través de su cuenta de Facebook adjuntando la foto del animal.

Wandi’, como lo nombraron, fue adoptado por ella. Se cree que tenía entre ocho y diez meses cuando llegó; sin embargo, luego del debate que desató por la difusión de su historia, lo llevó con un veterinario para saber qué especie era.

En el Alpine Animal Hospital, el personal le dijo que se trataba de un dingo, pero había que confirmarlo. Mandó a realizar una muestra de ADN y enviaron a Wandi al santuario de la Fundación Dingo Australiana mientras los resultados llegaban.

Video Recomendado