Hombre encarcelado por darle a su esposa una ‘fiesta de la muerte’ para no abandonarla en ancianato

La República
15 Aug. 2019 | 03:24h

El hecho ocurrió en Estados Unidos. Un hombre fue sentenciado a tres años de prisión luego de haberle dado a su esposa una “fiesta de la muerte” alimentada con metanfetamina porque ella no quería morir en un hogar de ancianos.

Duane Arden Johnson, de 58 años, y su esposa, Debra Lynn, de 69, tomaron metanfetamina y tuvieron relaciones sexuales durante cinco días en su casa en Searles, Minnesota, en Estados Unidos.

PUEDES VER Pidió taxi para ‘regresar segura’ a su vivienda y despertó en la casa del chofer

La policía de los Estados Unidos encontró el cuerpo de Lynn el pasado 24 de enero.

Documentos de la corte informaron que Johnson había dicho que no podía soportar ver a su esposa sufrir más y le había prometido una fiesta.

El hombre fue arrestado después de llamar al 911 para informar la muerte de su esposa. La mujer había dejado de comer, beber y tomar varios medicamentos días antes.

Además de ello, se declaró culpable de negligencia criminal por asesinato en tercer grado, después de llegar a un acuerdo en la declaración.

Johnson dijo a los investigadores que Lynn le había rogado que la sacara del ancianato para que pudiera morir en su casa.

Lynn tenía antecedentes de ataques cardíacos, diabetes y presión arterial, y también le habían recetado medicamentos antipsicóticos.

Más tarde, una autopsia descubrió que había muerto de una sobredosis de metanfetamina.

Johnson dijo que, después de su muerte, lavó su cuerpo y la envolvió en una sábana, “como la Biblia me dijo que hiciera”.

Cuando llegó la policía, Johnson salió corriendo de la casa desnudo y dijo que su esposa había muerto antes que él entrara al baño.

El esposo dijo a los oficiales en Estados Unidos que estaba lavando “cosas” blancas y negras de su piel.