Turquía reafirma que comprará misiles S-400 a Rusia

La República
13 05 2019 | 08:13h

Días antes, un medio alemán citó a un diplomático de Turquía, quien habría comunicado la decisión de su gobierno de cancelar la compra de los misiles de Rusia.

Sí los compran. El gobierno turco desmintió la información del periódico alemán Bild de que Erdogan planea rechazar la compra de los misiles antiaéreos rusos S-400 por miedo a posibles sanciones de EE. UU.

Fahrettin Altun, director de comunicaciones de la Presidencia turca, indicó a través de su cuenta de Twitter que la adquisición de los S-400 es un “trato cerrado”.

El medio de Alemania había citado a un diplomático turco de alto rango anónimo, quien justificaba la decisión de cancelar la compra alegando que “conllevaría sanciones de Washington, y en la crisis actual de la lira, esto supondría la ruina económica para Turquía”.

PUEDES VER: Rusia llama al diálogo y "condena con firmeza" nuevas sanciones de EE. UU. contra Irán

Cabe recordar que, en abril, el senador Bob Menéndez indicó que EE.UU. establecerá sanciones contra Ankara si este país adquiere los mencionados sistemas de defensa aérea.

Se trata de la compra de un impotante equipo militar de Rusia y es una actividad sancionable en cualquier parte del mundo, incluida Turquía, indicó el funcionario.

En tanto, Recep Tayyip Erdongan, presidente de Turquía, resaltó durante una reunión mantenida el pasado 8 de abril con Vladimir Putin, presidente de Rusia, que nadie puede obligar a su país a no comprar los S-400 rusos, pues se trata de una decisión que es “un derecho soberano”.

PUEDES VER: Bayly sobre fin de Nicolás Maduro: Rusia quiere que EE. UU. deje Ucrania por Venezuela [VIDEO]

Importancia de los S-400

El analista Fuat Ugur, explicó a Türkiye que los sistemas antiaéreos rusos proporcionarán “importantes ventajas estratégicas a Turquía, que necesita “librarse” de la dependencia de Estados Unidos y de Occidente.

Se precisó que los códigos de los S-400 serán preparados especialmente para Turquía, por lo que países como Israel y EE. UU. no podrán descifrarlos, a diferencia de los sistemas S-200 o S-300, ya conocidos para ambos países.

 

 

Video Recomendado