El amor existencialista entre Sartre y Beauvoir: unidos por la filosofía y la escritura [VIDEO]

Estefany Lujan
h

Los jóvenes estudiantes Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir se enamoraron profundamente en Francia, pero mantenían una relación abierta en la que ambos tenían amantes.
 

Un idilio de escritores en Francia. Juntos desarrollaron su gran obra conjunta: el existencialismo. Simone de Beauvoir, la madre del feminismo, era dura con los escritos de Jean-Paul Sartre, pero él amaba eso. Él nunca publicó nada sin que ella lo hubiese leído palabra por palabra. Ambos aceptaron un pacto de amor en el que se comprometían a ser un ejemplo de libertad y de análisis de la condición humana.

Ellos se mantuvieron juntos por 50 años. Se conocieron en París en 1929 cuando ella tenía 21 años y él 24. Se veían todos los días para leerse mutuamente y charlar sobre sus ideas. La escritora que señalaba ya que la mujer no nace mujer sino que “llega a serlo” respondía al cariñoso sobrenombre de ‘Castor’. ¿La razón? La similitud entre beaver, el nombre del animal en inglés, y el apellido de ella.

La escritora Claudine Monteil reveló detalles del legendario amor de  Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir en entrevista a la BBC. Ella fue amiga personal de la pareja y los conoció en los 70 cuando integraba una comisión para legalizar el aborto en Francia.

PUEDES VER: “Demasiado viejas”: es “imposible” amar a mujeres de 50 años para escritor francés

Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir

La cálida fealdad de Jean-Paul Sartre

Monteil señala que la relación de ambos implicaba una “igualdad total”. Jean-Paul Sartre poseía una agenda estricta para determinar a qué hora visitaba a cada mujer, pero destinaba las comidas y tardes para Simone de Beauvoir

Según la íntima amiga de la pareja, lo primero que resaltaba al conocerlos era la fealdad de Jean-Paul Sartre: “era más feo en persona que en fotos”. Sin embargo resalta su extraordinaria y cálida voz que lograba hacer sentir a sus interlocutoras como “la única persona que interesaba en el mundo”.

Ella los define como “la mejor pareja del mundo”. Y señala que los unía la forma de ver el mundo y la escritura. Aunque su romance no era un ideal de relación amorosa y la escritora señala que Simone sufría por ello, ella señala que su relación implicaba una “igualdad total”.

PUEDES VER: La increíble hazaña del anciano que planea cruzar el Atlántico solo y dentro de un barril

¿Por qué Sartre amaba a Simone?

Sartre y Beauvoir

Simone de Beauvoir, la madre del feminismo, era dura con los escritos de Jean-Paul Sartre, pero él amaba aquel juego de mentes.

"Lo maravilloso de Simone de Beauvoir —declaró Sartre a Monteil— es que tiene la inteligencia de un hombre (...) y la sensibilidad de una mujer". Una aseveración que hubiese sido hondamente rechazada por una de las pioneras de la reinvindicación de los derechos de las mujeres.

La dureza de la crítica de Simone a los textos de Sartre

Hélène de Beauvoir, hermana de Simone, le contó a Claudine Monteil que una tarde ella le dijo a Sartre: "Este texto es muy pobre, no puedes publicarlo", tomó los papeles y los rompió. 

A pesar de que él estaba acostumbrado a sus críticas él le respondió con un "te odio, Castor".

Entonces, ella le dijo: "Sí, me odias hoy, pero mañana de mañana volverás a tu manuscrito y lo escribirás de la forma que usualmente lo haces".

PUEDES VER: Cartas de Simone de Beauvoir vendidas a Yale

Los amores de Simone de Beauvoir

Entre los amantes más recordados de la Beauvoir se hallan el escritor estadounidense Nelson Algren y el escritor-cineasta francés Claude Lanzmann

Por este último Simone declaró sentir una “pasión loca”, según evidencia su correspondencia.  Lanzmann es uno de los documentalistas más respetados del mundo y tenía 26 años en los momentos del intercambio de las 122 misivas de amor. Ella tenía 44 años, es decir era 18 años mayor que el chico.

Ella, que en El segundo sexo había bautizado al matrimonio como una institución “obscena” que esclavizaba a las mujeres, aseguró al cineasta en 1953 que daría lo que fuera por “arrojarse en sus brazos” y quedarse “allí para siempre”: “Soy tu esposa, para siempre”.

Las  cartas fueron vendidas el año pasado por la casa de subastas Christie’s a la biblioteca Beinecke de libros y manuscritos raros de la Universidad de Yale.

El fin de un amorío que marcó una época

Simone de Beauvoir y Jean Paul Sartre

Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir se conocieron en París en 1929 cuando ella tenía 21 años y él 24.

Aunque suene cliché, solo la muerte los pudo separar. Jean-Paul Sartre murió el 15 de abril de 1980, cuando tenía 74 años. Él exhaló su último aliento justo después de que ella dejó el hospital. “Eso le rompió el corazón” a Beauvoir, según Monteil.

El gobierno francés le ofreció poner un cordón policial para hacer toda la caminata desde el hospital hasta el cementerio, pero Simone de Beauvoir rechazó todo acto oficial.

"No, Sartre no quería ningún reconocimiento oficial. Solo quería que la gente estuviese ahí", sentenció. A lo que Monteil replicó: "Pero no vas a tener a nadie protegiéndote y van a haber miles de personas".

De hecho, cerca de 50.000 personas asistieron al funeral del existencialista.

Simone de Beauvoir, la ‘Castor’ de Sartr, no pudo soportar el dolor y se desvaneció durante el funeral del amante de toda su vida. Tuvo que ser hospitalizada en emergencia por dos semanas. 

Ella moriría casi 6 años después, el 14 de abril de 1986, pero la escritura -la misma que le permitió conocer el tormento y la dulzura del amor- le salvó la vida. Decidió escribir la historia de los últimos años de Sartre: un libro de 100 páginas de entrevistas al filósofo en la que ambos discuten sobre la escritura de Jean-Paul, la vida y la noción de libertad. Un homenaje reflexivo a la altura de su idilio.

Fuente: BBC / Film Los amantes del café flore