Rafael Correa evalúa pedir asilo y fustiga al gobierno de Moreno Exmilitar asesina a doce personas y luego se suicida

CONFLICTO. La justicia de Ecuador lo requiere por considerarlo presunto autor intelectual del delito de secuestro del opositor Fernando Balda. Él llama a eso una "persecución política brutal". Desmiente que hubiese pedido asilo en junio.

CONFLICTO. La justicia de Ecuador lo requiere por considerarlo presunto autor intelectual del delito de secuestro del opositor Fernando Balda. Él llama a eso una "persecución política brutal". Desmiente que hubiese pedido asilo en junio.

Tras haber sido llamado a juicio, el expresidente ecuatoriano Rafael Correa estudia pedir asilo en Bélgica, una decisión que dependerá de la respuesta de los organismos internacionales a los que ha pedido asistencia contra la "dictadura" de Lenín Moreno. "Lo sigo estudiando, utilizaré todos los derechos que tengo para defenderme y a mi familia", aseguró en una conversación desde Bélgica, al descartar informaciones que apuntaban a que habría solicitado asilo en el mes de junio.

Y agregó que vive una situación "complicada", pero que utilizará "todos los derechos que tiene para defender su integridad", y "el asilo político es uno de ellos". Las autoridades belgas aseguran que no pueden ni confirmar ni desmentir que Correa haya hecho esa petición aludiendo motivos de privacidad, en tanto que el Ministerio de Exteriores en Quito dijo que "no tiene constancia" de ese hecho.

En tono de voz que denotaba preocupación, Correa insistió en que es objeto de "una persecución brutal", tras conocerse el auto de llamamiento a juicio que dictó el miércoles la jueza ecuatoriana Daniella Camacho, como presunto autor intelectual del delito de secuestro del opositor Fernando Balda.

"No nos hacíamos ninguna ilusión, todo estaba condicionado. Hay una persecución brutal (en Ecuador) pero nadie hace nada", se quejó el exmandatario, que niega cualquier participación en ese caso y aseguró desconocer a los agentes que le han implicado, Raul Chicaiza y Diana Falcón. "Yo no conozco a ese policía que presuntamente habló conmigo tres veces. Nunca en mi vida le he visto y no he hablado. Hay cosas muy oscuras ahí", sostuvo.

ASILO A LA ESPERA

Sobre su eventual solicitud de asilo en Bélgica, donde reside desde julio de 2017 y de donde es oriunda su esposa, matizó que esa decisión solo la tomará después de ver cómo avanzan los procesos de protección que ha solicitado a instancias internacionales y a las decisiones de Interpol.

"Lo daremos a conocer en el momento oportuno si es que lo hacemos", precisó.

"(Medidas de protección) nos quedan solo a nivel internacional, a nivel nacional no tenemos oportunidad", insistió, y explicó que la petición de asilo dependerá de los "resultados" de esas instancias.

Sobre la petición de la justicia ecuatoriana a Interpol de una circular con él, Correa asegura que, aunque aún no tienen "comunicación oficial", la organización la rechazó. "Si lo hubiera aceptado ya tendríamos la alerta roja. Y lo rechaza por ser un caso evidentemente político, es una persecución política".

Interpol, con sede en Lyon (Francia), no suele informar sobre sus decisiones. La justicia ecuatoriana, que emitió también en julio una orden de arresto nacional contra Correa, tampoco se ha pronunciado sobre la circular roja.

Para el exmandatario socialista, las acciones en su contra forma parte de una estrategia regional, basada en un "acoso judicial terrible, el famoso 'lawfare' [Guerra jurídica]" por parte de las élites locales "conectadas con las de los países hegemónicos".

El expresidente solo podrá ser enjuiciado si es capturado o si se presenta ante el tribunal, pues la ley impide que sea juzgado en ausencia por ese delito castigado con hasta siete años de cárcel.

El País. El nuevo escenario del horror de las armas de fuego en Estados Unidos es un bar de country, a las afueras de Los Ángeles, lleno de universitarios un miércoles por la noche. Aquí, un hombre de 28 años, según los primeros datos policiales, alto y vestido completamente de negro, descargó a sangre fría al menos tres cargadores de una pistola sobre un centenar de personas. No fue una pelea, ni un atraco. Simplemente entró en el bar, lanzó una bomba de humo y empezó a disparar.

El suceso se produjo sobre las 11.30 de la noche hora local. El establecimiento, Borderline Bar&Grill, se encuentra en la localidad de Thousand Oaks, un pueblo de los suburbios acomodados del noroeste de Los Ángeles.

La oficina del sheriff del condado de Ventura informó de que había 12 víctimas mortales, entre ellos el primer agente del sheriff que llegó al lugar. El número 13 es el asesino, que murió tras un enfrentamiento a tiros con la policía. El sheriff Geoff Dean aseguró que el asesino se suicidó.

Pasadas las siete de la mañana locales, la policía identificó al asesino como Ian David Long, de 28 años. Era un veterano exmarine que había padecido estrés postraumático.

El agente del sheriff Miguel González dijo a EL PAÍS que además de los fallecidos había 22 heridos, sin precisar cuántos eran de bala y cuántos por contusiones al tratar de escapar. Long había tenido tres encuentros con las fuerzas de seguridad antes. Uno, en un accidente de tráfico. Otro, en una pelea callejera. La tercera fue una llamada de su familia a los servicios de emergencia del condado para denunciar un ataque de furia de Long.

“Es una dictadura”

  • Sobre la opción que regrese a su país, dijo que la descarta porque iría a prisión "tres meses", aunque dice que ganaría el caso porque la acusación "es muy débil". Correa, que en mayo de 2017 dejó el Gobierno en manos de quien era su correligionario, se declaró decepcionado de Moreno, de quien dice ha establecido una "dictadura". "Creo que es algo patológico, algo le pasa, no es normal". "(Sabíamos que) no era de izquierda, siempre supimos que no tenía convicciones (...) No sabíamos que era un traidor de esa magnitud".
Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO