Niño de 2 años que fue golpeado por su padre narco hasta morir era obligado a consumir cocaína

El hecho ocurrió en Inglaterra. Una autopsia al niño reveló que también tenía múltiples cortes en el hígado y había sufrido una hemorragia interna catastrófica.

El hecho ocurrió en Inglaterra. Una autopsia al niño reveló que también tenía múltiples cortes en el hígado y había sufrido una hemorragia interna catastrófica.

Un tribunal en Inglaterra informó que un niño de dos años que fue golpeado hasta la muerte por su padre narcotraficante, era obligado a consumir cocaína.

Raphael Kennedy, de 31 años esperó dos horas antes de llamar a una ambulancia, dejando a su hijo Dylan Tiffin-Brown para que muriera de dolor agonizante, así lo afirmó el hombre ante el jurado.

Los paramédicos encontraron el cuerpo inerte de Dylan en una casa en Northampton, en Inglaterra, en diciembre pasado.

El jurado también escuchó cómo la policía incautó de la casa de Kennedy cientos de libras de crack, cannabis y heroína, así como también envoltorios de plástico, microescala y un presunto teléfono móvil para el tráfico de drogas. 

El niño fue trasladado de urgencia al Hospital General de Northampton a las 12:30 pm, pero fue declarado muerto apenas media hora después.

Una autopsia reveló que tenía múltiples cortes en el hígado y había sufrido una hemorragia interna catastrófica. En el juicio de su padre se escuchó que había sido obligado a cocaína poco antes de morir.  

"Encontré menos de cinco nanogramos de cocaína por mililitro de sangre, [...] pero el nivel de cocaína habría sido mayor en el momento de la muerte", dijo el toxiólogo forence, Peter Sidebotham.

asesinato-inglaterra

La corte vio dos videos de Dylan descargados desde el teléfono de Kennedy por la policía.

En uno, Dylan parece estar durmiendo de pie en un dormitorio: antes de que Kennedy, quien está filmando, gritara: "despierta niño"

En otro, se ve a Dylan llorando y caminando unos 10 pasos detrás de Kennedy, y este le dice que "camine como militar" y "siga el ritmo". La policía no pudo determinar cuándo se tomaron los videos.

Anteriormente, se le dijo al jurado que Dylan tenía fracturas de costillas que se remontan semanas antes de su muerte.

La madre de Dylan, Tayla Tiffin, de 18 años, también le dijo a la corte que su hijo siempre lloraba después de quedarse con su padre y que se "aferró a ella" cuando se fue a casa.

Los miembros del jurado escucharon a Kennedy, quien solo descubrió que Dylan era su hijo dos meses antes de su muerte, quejándose de tener que cambiar su pañal.

Kennedy, de Northampton en Inglaterra, niega el asesinato. El juicio todavía continúa. 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO