La Contra

Coronavirus en Perú: dolor en el Altiplano

Puno. La COVID-19 golpea fuerte a la capital del Altiplano peruano. Parecen lejanos los días en los que se decía que la altura le daba una protección natural.

Personal de funeraria en cementerio Layakakota. Foto: Juan Carlos Cisneros
Personal de funeraria en cementerio Layakakota. Foto: Juan Carlos Cisneros

Texto y fotos: Juan Carlos Cisneros

Con 6.000 casos y 10 muertes diarias, la región Puno ve saturados sus servicios de salud frente a la arremetida del coronavirus. Hace dos meses, Puno, como otras regiones del sur del país, parecía protegida contra la enfermedad debido al frío y la altura. Todo aquello fueron meras suposiciones. En la capital de la región se vive lo mismo que en el resto del país: falta de balones de oxígeno, falta de camas UCI y desesperación.

Hospital

Familiares de pacientes a la espera de alguna noticia.

Foto: Juan Carlos Cisneros

Personal de funeraria en cementerio Layakakota

Personal de funeraria en cementerio Layakakota. Foto: Juan Carlos Cisneros

Vapores

Sahumadora usa palo santo y eucalipto en su negocio.

Foto: Juan Carlos Cisneros

Protocolo

Personal de funeraria se despide de víctima del virus.

Foto: Juan Carlos Cisneros