Roberto Ochoa

Pariacaca se defiende

“Pariacaca nos observa. No despertemos su furia telúrica”.

Roberto Ochoa
22 Ene 2020 | 6:50 h

Calango es buen lugar vecino a Mala.

En el Manuscrito Quechua de Huarochirí podemos leer que Calango fue víctima de la furia de Pariacaca.

Pero Calango se reivindicó y la semana pasada fue escenario de la primera reunión de autoridades y pobladores de la Cuenca del río Mala dispuestos a formar un frente de defensa del apu nevado Pariacaca, amenazado por la minería ilegal.

La alcaldesa de Calango fue la anfitriona de una reunión en la que participaron las comunidades campesinas de todo Mala y Huarochirí, así como los alcaldes de San Lorenzo de Quinti, Huarochirí y Sangallala.

Son pocos, pero son.

La cumbre sirvió para definir la estrategia de defensa del Pariacaca y la conformación de una comisión técnica. Falta saber si tendrán el apoyo de los nuevos congresistas, del Gobierno Regional de Lima y de los otros alcaldes distritales.

Todo el Perú se emocionó con la ceremonia de inauguración de los Juegos Panamericanos 2019 donde el Pariacaca fue la estrella de la noche. El evento sirvió, además, para que muchos peruanos conocieran la importancia histórica y mitológica del Pariacaca, apu nevado de Lima.

Pero la emoción duró poco y se transformó en preocupación por la expansión de la minería ilegal en las faldas de los nevados Pariacaca y Cullquipucro, vecinos a los territorios de la Reserva Paisajística Nor Yauyos-Cochas. Las denuncias abundan pero los campamentos y denuncios mineros se multiplican.

Pariacaca nos observa. No despertemos su furia telúrica.

Video Recomendado

Lazy loaded component