José Carlos Agüero

Qué miedo, renovación

“La renovación es deseable. Pero si se trata del fujimorismo dudemos”.

José Agüero
06 Jul 2019 | 6:04 h

La congresista Luz Salgado dijo que el 2021 se retiraba para dar paso a los nuevos valores de su partido. Dicho en otro país sonaría generoso. Pero dicho acá, ahora preocupa.

La renovación es deseable. Pero si se trata del fujimorismo dudemos. Futbolísticamente, la “camada” histórica tenía cracs como Fujimori, Montesinos, Vásquez, Chávez o Yoshiyama. Y sus logros son leyendas. Destruyeron las instituciones, cooptaron a las Fuerzas Armadas, dieron golpe de Estado, violaron derechos, consagraron la corrupción.

La segunda generación hace años luce su estilo en el Congreso. Los Becerril, Bartra, Chacón, etc. Hay asesores que no son el “Doc” pero se esfuerzan, como los Figari, Herz o Ramírez. Encabezados por Keiko y Kenji, sus logros son menores, pero dignos de su estirpe. Han saboteado sistemáticamente los esfuerzos por hacer del país un lugar normal para vivir.

Como un puente, algunas viejas glorias han permanecido para transmitir las tradiciones. Una de ellas es Salgado. La ciudadana que se indigna porque le recuerdan que en 1998 se reunió con Montesinos para planificar cómo seguir controlando todo el poder.

Hace poco una fujimorista dijo que los maestros eran innecesarios, que bastaban los libros para la enseñanza. Como decir que lo que vale es la manguera, no el bombero. Otros están acusados de narcotráfico, corrupción, acoso, etc. Si la renovación sigue este curso progresivo, directamente se pueden venir miembros de cártel o maras salvatruchas. ¿No será mejor la quietud?

Video Recomendado