• Impresa
  • César Rítter
  • La Contra
  • Entrevista
Viernes, 5 de Octubre de 2018 | 8:8:00 am

César Ritter y Zoe Arévalo: “Nos gustaría que en el Perú los niños tengan opinión”

Complicidad. Esa es la relación de los actores César Ritter y Zoe Arévalo, dos de los integrantes de Renata y los fantasmabuuu, obra de teatro para niños que busca generar conciencia sobre el rol de los menores en la sociedad y la vida familiar. Con humor y conciencia.

¿Resultó fructífera la experiencia en reparto con Zoe?

César: Es lo mejor que existe. La quiero muchísimo. Es una actriz extraordinaria. Es muy fácil trabajar con ella. Te cuento una infidencia.

¡Cuéntame!

César: Pensábamos que el personaje iba a ser una actriz mayor y Els Vandell, que dirige La Plaza Niños, dijo que tenía que ser una niña.

Zoe, ¿llegaste a conectar con tu personaje?

Zoe: Sí, hay muchas cosas que tenemos en común. Somos muy proactivas, nos gusta hacer demasiadas cosas. Poder inventarla fue genial.

¿Qué características hace de Zoe una buena actriz?

César: Vive mucho el personaje. Tiene muchísima verdad. Es una niña que ama lo que hace, que no ha perdido para nada el ser niño. Es muy difícil para mí con los niños.

¿Trabajan con algún método en especial?

Zoe: Divertirse.

César: La dejo ser, muchísimo. Lo que primero hago es ver cómo se juega con el personaje. Cuando uno sube a un escenario, uno tiene que sacar lo que lleva dentro, y eso es la verdad. Cada uno hace suyo el personaje y este vuelve a escribirse.

Zoe, ¿te sientes en común con tus compañeras?

Zoe: No me siento extraña con los demás, pero en mi colegio, para los demás sí era extraña. Al hacer televisión, pensaban que yo me sentía mucho por actuar. Pasé años horribles “buleada”.

¿Cómo has sabido sobrellevarlo?

Zoe: No me afectó mucho porque tengo un carácter muy fuerte. Se lo conté a mi mamá después de que había solucionado este problema, porque siento que debo ser independiente.

¿Sientes que a los niños en nuestro país se les da la relevancia debida?

Zoe: La verdad, me gustaría que en el Perú los niños tengan opinión.

¿La fama o el reconocimiento?

César: El reconocimiento. Siempre.

¿Han habido momentos en que pierdes la perspectiva?

César: Cuando uno es joven, como todo joven, tiene derecho a irse de cara. Nos equivocamos, lo importante es reconocer las equivocaciones y crecer con ellas.