Abimael Guzmán - Crónica sobre el proceso de identificación y cremación de los restos del cabecilla terrorista
Selección peruana - La lista de convocados de Ricardo Gareca para la próxima fecha triple de las Eliminatorias

Edgar Ramírez: “Ser latino ha sido una ventaja en mi carrera”

El actor habla sobre sus retos en Hollywood y su personaje en Jungle Cruise para Disney.

Uno de los grandes retos de Edgar Ramírez es filmar una película para el gigante comercial Disney. Foto: difusión
Uno de los grandes retos de Edgar Ramírez es filmar una película para el gigante comercial Disney. Foto: difusión
Jannina Eyzaguirre

Edgar Ramírez es un actor venezolano que conquistó Hollywood con mucho trabajo y ahora ostenta roles protagónicos al lado de estrellas como Matt Damon o Jennifer Lawrence. Tras protagonizar el filme Hoy sí junto a Jennifer Garner y participar en la miniserie ‘The Undoing’ con Nicole Kidman y Hugh Grant, ahora pasó a las filas de Disney en la película Jungle Cruise (con Dwayne Johnson y Emily Blunt), en la que asume el papel antagónico de Lope de Aguirre, un conquistador español que ha quedado atrapado en la jungla debido a un embrujo. “Aguirre es un personaje que transita desde las intenciones más nobles hasta la oscuridad más amarga”, refiere al inicio de su conversación con La República sobre su rol en la cinta que se estrena este 30 de julio a través de Premier Access en Disney+.

Lope de Aguirre. En la piel del conquistador español. Foto: difusión

Para el intérprete de 44 años, a quien hace poco también vimos como Versace en la serie de Netflix, el proceso para dar vida a un personaje varía según el contexto. “La intención y la búsqueda de la humanidad del personaje es igual en todo proyecto, pero la forma de abordarlo varía de acuerdo al contexto y las necesidades del personaje. Creo que una de las grandes características de las películas de Disney es que, independientemente de la magnitud del filme, de la acción, las dosis de humor y la aventura que existe; la humanidad de los personajes está muy presente, entiendes por qué hacen las cosas. En el caso de Aguirre hay una justificación, un viaje, una complejidad en ese tránsito y eso como actor siempre se agradece”, dice.

Políglota (habla varios idiomas), Edgar Ramírez revela que le encanta bromear todo el tiempo con diferentes acentos y que eso le ayuda a construir sus personajes. “Es divertido cambiar el acento, porque el personaje lo encuentras mucho más rápido y hay una transformación inmediata. En el caso de Aguirre, trabajamos un acento más teatral. Además, Carlos Bardem, hermano del también maravilloso Javier Bardem, me ayudó con la reformulación de ciertas palabras, porque intentamos crear la fantasía de un español antiguo de hace 500 años. Obviamente, también tuve ayuda de estos actores maravillosos españoles como son Dany Rovira y Quim Gutiérrez (los otros dos conquistadores que acompañan a Aguirre), y cuando me sentía inseguro le decía a Dany: ‘dilo tú como si fueras Don Quijote’ y yo lo repetía como un loro”.

Orgullo por sus raíces

Como latino, Ramírez reconoce que ha sido un reto ingresar a la gran industria de Hollywood, pero asegura que jamás se ha sentido menos y que más bien considera que sus raíces han jugado a favor de su carrera. “Para mí el ser latino ha sido de alguna manera una ventaja comparativa, un elemento que me ha diferenciado y ha hecho mi trabajo único. Yo he elegido verlo como algo que juega a favor y no como una limitación o un obstáculo. Creo que tu origen es un elemento más que te va a ser más propenso para hacer los personajes, y ahora cuando la industria está haciendo grandes esfuerzos por intentar reflejar dentro de nuestras películas y la producción cultural la realidad que vivimos, pues me he dado cuenta de que definitivamente el haber intuido que era una ventaja comparativa fue acertado. En mi carrera yo trato de viajar sin retrovisor y no mirar para atrás sino para adelante, de ver el vaso medio lleno y no medio vacío”, dice.

Ramírez tampoco minimiza ningún proyecto. Para él, los retos entre hacer una película para un gigante como Disney o una independiente son iguales. “El espíritu cinematográfico es el mismo, lo que cambia es el contexto y la cantidad de juguetes que tienes a tu disposición para jugar. En Jungle Cruise tuvimos todos los juguetes y eso es emocionante porque es el contexto perfecto para dejar salir y jugar a tu niño interior.

Así fue como se sintió, y hablo por todos los involucrados que estábamos frente a cámaras, nos sentíamos como niños que salíamos al patio a jugar todos los días. Creo que el reto más importante de una película como esta versus una más pequeña es el tema tecnológico. Tú te preparas durante 30 minutos para filmar 15 segundos. Es muy laborioso, pero divertido”, revela el actor que hace unos días confesó en la televisión estadounidense que tiene pánico a las serpientes (reptiles que rodean a Aguirre en la película todo el tiempo), pero que para su suerte todas fueron creación de la tecnología.

Texto que debe llenar