Reina Isabel II reaparece montando a caballo tras permanecer en cuarentena

Espectáculos LR

LRTendencias

01 Jun 2020 | 11:08 h
La reina Isabel II permanecía en estricto confinamiento en el interior del palacio de Windsor, antes de ser captada por primera vez paseando sobre el lomo de un poni. (Foto: Difusión)
La reina Isabel II permanecía en estricto confinamiento en el interior del palacio de Windsor, antes de ser captada por primera vez paseando sobre el lomo de un poni. (Foto: Difusión)

La Reina Isabel II fue captada por primera vez desde el inicio del confinamiento, paseando por las inmediaciones del palacio Windsor sobre el lomo del poni llamado ‘Balmoral Fern’.

Sorprende a sus 94 años. La Reina Isabel II apareció por primera vez desde el inicio del confinamiento y lo hizo dando un paseo en las afueras del castillo de Windsor, donde permanecía en estricto confinamiento junto con su esposo Felipe de Edimburgo.

La soberana británica fue captada sobre el lomo del poni llamado ‘Balmoral Fern’, en los terrenos del palacio ubicado en las afueras de Londres, señalado siempre como residencia favorita de la pareja real. Por ello, Isabel II y el duque de Edimburgo decidieron atravesar la cuarentena en el lugar, donde también permanecen con un grupo muy reducido de empleados.

PUEDES VER: Elton John revela que la reina Isabel II golpeó a su sobrino por desobediente

Como se recuerda, la reina Isabel fue vista por última vez el pasado jueves 19 de marzo, cuando descendía de un vehículo del palacio Buckingham (Londres) junto con sus dos perros, Candy y Vulcan.

En las recientes imágenes difundidas por medios británicos, se puede observar a la soberana portando un colorido pañuelo que cubre su cabello, un traje sobrio de tweed, botas y guantes para la ocasión.

PUEDES VER: Meghan Markle y el príncipe Harry contarían toda su verdad en un libro, según Daily Mail

Cabe señalar que la jefa del Estado británico cumplió 94 años el pasado 21 de abril y debido a la crisis de salud mundial, tuvo que cancelar las salvas y cañonazos con los que solía celebrar su natalicio, luego de 68 años ininterrumpidos. “Su Majestad insistió en que no se tomen medidas especiales para que haya salvas de cañón porque cree que no es apropiado ante las actuales circunstancias”, explicó una fuente allegada a la familia real.