EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la Asamblea General de la ONU en Nueva York

Muestran imágenes de West Side Story

Versión de Steven Spielberg se estrenará en diciembre

Un clásico esperado.
Un clásico esperado.

Mientras Hollywood se ha paralizado a raíz del Covid -19, la revista Vanity Fair reveló las primeras imágenes de la esperada versión de Steven Spielberg de West Side Story que tiene como protagonistas a los actores, Rachel Zegler y Ansel Elgort. Se trata del primer remake en la gran pantalla del musical West Side Story desde el clásico de 1961 en el que Natalie Wood y Richard Beymer se metieron en la piel de Maria y Tony, dos adolescentes de bandas callejeras rivales en el Nueva York de los años 50 que viven una historia de amor.

West Side Story ha sido esa tentación persistente a la que finalmente he cedido”, explicó Spielberg a Vanity Fair, y contó que las canciones del musical fueron las primeras piezas de canciones populares que se pudieron escuchar en su casa. La nueva versión, que se estrenará el próximo 18 de diciembre, cuenta además con una de las actrices del elenco original, Rita Moreno, que en la versión de hace 60 años le valió un Óscar a la mejor actriz de reparto por su interpretación de Anita y que esta vez vuelve con el personaje de Valentina, dependienta en una tienda. De 88 años, Moreno, que ahora es también productora ejecutiva, le ha cedido en el nuevo film el papel de Anita a Ariana DeBosé, reputada actriz de teatro que ha sido nominada a los destacados premios Tony.

PUEDES VER: Hija de Steven Spielberg pasa 12 horas en prisión por violencia doméstica

Al contrario que el largometraje de 1961, entre el elenco hay varios actores de ascendencia latina o puertorriqueña que interpretan los personajes hispanos, en especial miembros de la banda Sharks. Cuando se anunciaron los actores que participarían en la producción cinematográfica -Zegler como María, DeBose como Anita, David Álvarez como Bernardo y Josh Andrés Rivera como Chino-, Spielberg explicó que era su intención reflejar “el extraordinario talento en la comunidad hispana multifacética de Estados Unidos". “Tenía muchas ganas de contar la experiencia de los puertorriqueños en Nueva York de la inmigración en este país y las dificultades para ganarse la vida, tener hijos, y luchar contra los obstáculos de la xenofobia y los prejuicios raciales", explicó el cineasta estadounidense