EN VIVO - Castillo supera a Fujimori en etapa final de actas contabilizadas de la ONPE

Adam Driver, protagonista de “Marriage Story” abandona entrevista por peculiar “fobia”

Espectáculos LR

Adam Driver se marchó de una entrevista al oírse cantar en “Marriage Story”
Adam Driver se marchó de una entrevista al oírse cantar en “Marriage Story”

El actor Adam Driver sorprendió al abandonar repentinamente un estudio de radio, donde conversaba sobre su trabajo en la cinta “Marriage Story”.

El nombre de Adam Driver viene sonando con mucha fuerza este mes de diciembre debido a su papel protagónico en la exitosa cinta “Marriage Story”. Esto ha generado que el actor visite distintos sets de programas televisivos y radiales para dar más detalles sobre su trabajo, sin embargo, en una reciente entrevista, el intérprete de Charlie Barber sorprendió al abandonar repentinamente la conversación.

Durante una entrevista con el programa radial estadounidense “Fresh Air”, a Adam Driver se le pidió que comentara una escena de la comentada producción de Netflix, donde su personaje Charlie Barber canta ‘Being Alive’ en un bar de Nueva York. Al escucharse, el actor se marchó sin ofrecer explicación alguna, dejando atónitos a todos los presentes en el estudio de grabación.

PUEDES VER: Elenco de Harry Potter enloquece a fanáticos con reencuentro

"Realmente no entendemos por qué se fue... Sabíamos por nuestra entrevista previa con Adam Driver que no le gusta escuchar las grabaciones de sus películas”, declaró el productor ejecutivo del espacio, para la revista Variety.

Adam Driver se marchó de una entrevista al oírse cantar en “Marriage Story”

La conductora Terry Gross fue quien se encontraba entrevistando a Adam Driver, a quien le advirtió que se quitara los auriculares para evitar malestares por la transmisión del clip. Sin embargo, al finalizar la escena, el intérprete abandonó el estudio y luego el edificio.

Lazy loaded component

Según anteriores declaraciones, Adam Driver no tolera ver sus propias actuaciones, esta actitud fue descrita como una ‘fobia’ en un perfil de New Yorker. Incluso, aseguró que “sintió como si tuviera que vomita” cuando se vio obligado a asistir al estreno de Star Wars: The Force Awakens (El despertar de la Fuerza) en 2015.