Marco Zunino: “La parafernalia es bonita, pero efímera”

07 Sep 2019 | 5:51 h
En concierto.  Estará el 5 de octubre en el 90’s FEST con Torbellino.
En concierto. Estará el 5 de octubre en el 90’s FEST con Torbellino.

En cine y televisión. El actor grabó para Televisa, Netflix y nos adelanta cuál será su personaje en la película Nobleza obliga. También recuerda su paso por la señal abierta.

Por: Estefany Barrientos F.

Marco Zunino en unos días regresa a México, donde acaba de grabar dos series y tiene pendiente un piloto. “En ‘Juntos el corazón nunca se equivoca’ era el único extranjero y desconocido, terminé siendo pareja de Laura Flores, hijo de Helena Rojo. Ahora se ha convertido en la primera serie con una pareja gay (protagonista)de Univisión también”, comenta.

¿Qué tal te pareció el guion de ‘Juntos el corazón nunca se equivoca’?

Creo que ya era hora ¿no? Porque tienes mil plataformas que lo están haciendo hace mucho rato, entonces, creo que estaban un poco tarde, es más, hasta lo han tocado con demasiada delicadeza, pero bueno, Televisa es super conservadora. Al mismo tiempo estaba grabando la serie de Netflix que es el opuesto totalmente (ríe), va a ser muy fuerte.

PUEDES VER Christian Domínguez y su efusivo festejo luego del triunfo de Isabel Acevedo en “Divas”

¿Te refieres a ‘Control Z’? Acaban de anunciar que se trataría de una serie de acción.

El elenco y guion están buenísimos, esperemos que le vaya bien, ya grabamos la primera temporada. Los protagonistas son los chicos. Esta misma productora (Lemon) es la que está lanzando la serie de Salma Hayek (‘Monarca’), el martes estaré en la presentación. Se están haciendo cosas de nivel, con otros presupuestos.

No viste un retroceso en dejar de hacer casting en New York para dirigir Cabaret ¿no?

¡No! ¡Imagínate! Cabaret esta vez me tocó dirigirlo y me siento tan orgulloso de lo que hicimos. Lo que he aprendido –y lo aprendí en Estados Unidos– es que ser exitoso en tu carrera es poder vivir de esto.

PUEDES VER Demi Lovato sorprende con foto semidesnuda “al natural” en Instagram

Así no tengas en mira “la estrella en el Paseo de la Fama”.

Siempre he dicho que la parafernalia es bonita y me ha tocado vivirla y ver cómo es. Pero al fin de cuentas no es lo que te llena, es muy efímero. Hay gente que quiere ser famosa, yo quiero decir cosas con mi trabajo (...). Sobre todo, como está el mundo en este momento, me provoca hacer series y hablar del racismo, de la homofobia, de cómo las cosas no cambian. Por ejemplo, hacer Cabaret para mí era como decir (al final) –estábamos con el tema de PPK– “mira la basura en la que vivimos y somos los responsables”.

Hablando de eso, se dio la marcha contra el Congreso. ¿Qué te parece que Tatiana Astengo y Mónica Sanchez se involucren en ello?

A la gente le encanta criticar cuando se involucran, pero todos nos deberíamos involucrar. Aquí tuvimos un Congreso infame todos estos años, porque la gente votó, porque no te informas. Hay gente que marcha y no sabe por qué está marchando, “Con mis hijos no te metas” decían “quieren convertir a nuestros hijos en gays”, les dices “a ver díganme en dónde el currículo dice eso” y no tenían la menor idea. ¡La ignorancia es muy fuerte! Tenemos que entender que la ignorancia es creada por los gobiernos, eso les conviene… Y tenemos unos (políticos) ineptos, impresentables, la mayor parte. Perú no es un país pobre, es un país ignorante y eso lo podemos cambiar.

PUEDES VER Zooey Deschanel se separa de su esposo tras cuatro años de casados

La película de Javier Fuentes León, Nobleza obliga, habla también de nuestra sociedad. ¿Qué personaje tienes?

Soy el hijo gay de Gracia Olayo, expareja de (el personaje de) César Ritter.

¿Cómo construiste el personaje? ¿Él asume su orientación?

Sí. Fue muy divertido porque justamente es un personaje que se enfrenta constantemente a las estupideces de su propia familia, que es de la alta sociedad.

PUEDES VER Jaime Lannister: actor de “Game of thrones” emociona con su visita a la selva peruana

¿Cómo resumes tu experiencia en la TV local? Ganaste ‘Bailando por un sueño’ cuando muchos actores le decían “no” a hacer un reality.

Para mí fue liberador. Es muy loco, hay gente que puede decir: “lo hiciste por la plata”.

¿Aunque no eran los mismos ingresos no?

(Risas) No, no, nos decían: “Hay que ayudar” y uno como pelotudo (repetía) “vamos a ayudar” y el programa 40 puntos de rating tenía (risas). Pero me hizo perder el miedo al ridículo. Todo es un círculo, si yo no hubiera hecho Bailando, no hubiera tenido las b... para hacer el personaje que hice en Cabaret y si no hubiera hecho eso, nunca hubiera hecho Chicago en Broadway. Fue una enseñanza maravillosa.

No satanizaste la televisión entonces.

Para nada. Yo empecé a hacer televisión y al toque me tildaron de actor comercial, pasó un añito más, todos los actores estaban haciendo tele (sonríe). Al final todos tenemos que vivir y pagar el colegio de los hijos, comprarte un departamento, todos soñamos con lo mismo y necesitamos lo mismo. En un medio como el peruano, tienes que hacer de todo. Yo he hecho de todo.