Más actrices de Hollywood en caso Nxivm

Redaccionlr

redaccionlr@glr.pe

23 Abr 2018 | 18:00 h

Trata de blancas. La revista Vanity Fair refiere qué figuras participaron en la secta junto a Allison Mack.

La actriz Allison Mack, conocida por su personaje en la serie Smallville, se declaró inocente ante la corte judicial de Brooklyn por los cargos que la acusan de reclutar a mujeres para la secta Nxivm.

El fiscal del distrito Este de Nueva York, Richard P. Donoghue, explicó que la actriz “reclutó a mujeres” para que se unieran a un supuesto grupo de tutoría femenino “creado y liderado” por Keith Raniere, acusado de los mismos cargos.

PUEDES VER  Ricky Trevitazo es denunciado por agredir a una mujer en Independencia [VIDEO]

Pero ella no es la única personalidad conocida que habría participado en la siniestra secta.

La revista Vanity Fair relata que Mack llegó a Nxivm de la mano de su compañera de reparto en Smallville, Kirstin Kreuk, quien habría abandonado la secta antes de someterse a las prácticas sexuales que imponía Raniere. Ella misma ha contado cómo fue su vinculación. Ambas se inscribieron en un seminario de autoayuda en 2005 y continuaron juntas durante varios años más, pero Kreuk decidió abandonar la secta hace cinco años y afirma que jamás convenció a mujeres para ser “esclavas sexuales”, como supuestamente hizo Mack.

Precisamente, India, la joven actriz de 26 años, nieta de la princesa Isabel de Yugoslavia, también entró así: a través de un taller de “superación personal” al que fue acompañada por su madre, la actriz Catherine Oxemberg, en 2011, tal y como ella misma contó a People sobre un curso de contenido “espeluznante”.

En México, la dirección del curso de empoderamiento ESP de la organización corría a cargo del hijo del ex presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari, Emiliano Salinas Occelli.

Estos son solo algunos nombres que han salido a la luz, pero, según Frank Parlato, publicista para Nxivm durante 2007, cientos de actrices de Hollywood formaron parte de la ‘escuela’ de Raniere y acabaron con sus iniciales ‘tatuadas’, como se marca al ganado. El gurú tenía a su disposición un harén de mujeres a las que sometía sexualmente.

Video Recomendado

Lazy loaded component