Ni en el día de elecciones candidatos de Arequipa dejaron de lanzarse ataques

Jornada electoral. En Arequipa la mayoría de postulantes iniciaron la jornada con optimismo y desayunando con simpatizantes, luego la misma se fue calentando con acusaciones de guerra sucia. 

Jornada electoral. En Arequipa la mayoría de postulantes iniciaron la jornada con optimismo y desayunando con simpatizantes, luego la misma se fue calentando con acusaciones de guerra sucia. 

La jornada electoral en Arequipa comenzó a cocinarse desde las siete de la mañana con la instalación de las mesas de sufragio. A esa hora, los candidatos a los sillones regionales y municipales de Arequipa jugaron su partido aparte. Alistaron sus desayunos electorales junto a su familia y entorno cercano. La mayoría eligió el tradicional adobo arequipeño como potaje y lo hizo en el mercado San Camilo.

Alfredo Zegarra Tejada y Omar Candia aparecieron juntos para dar un mensaje de unidad. Se retiraron por la puerta de la calle Perú. Sus simpatizantes se enfrentaron por breves minutos a transeúntes. Hubo insultos y empujones de los dos lados.

Casi a la misma hora, el candidato de Arequipa Transformación, Javier Ísmodes Talavera, desayunó en la casa de sus abuelos maternos para borrar la imagen de "alzado" y pituco que han construido sus rivales políticos. En sus apariciones lo acompañó el exjugador del Melgar y candidato a consejero Israel 'Cachete' Zúñiga.

Elmer Cáceres Llica fue el único candidato que desayunó en la vivienda de uno de sus simpatizantes políticos, en la parte alta del distrito de Alto Selva Alegre. No comió adobo, optó por una merienda andina con papa, queso, maíz tostado y pan de trigo. Votaba en Chivay -Caylloma- y debía viajar para luego retornar a Arequipa y escuchar los resultados de la votación.

Los insultos y acusaciones entre candidatos marcaron el inicio de la jornada electoral. Cáceres acusó a Zegarra de realizar una guerra sucia contra él, Ísmodes y Gustavo Rondón. El candidato de los 'arbolitos' no se quedó atrás. Se victimizó e incluso cuando salió de su local de votación acusó a Javier Ísmodes de orquestar abucheos con sus personeros. Ísmodes le contestó, señaló que esas prácticas eran propias de Arequipa Renace.

En la mañana se encontró abundante propaganda electoral en el mercado de Río Seco -Cerro Colorado- y el Colegio Gran Unidad Escolar Mariano Melgar. Incluso se denunció en la comisaría de Pampa de Camarones que un bus de la empresa Señor de la Amargura con una banderola de Arequipa Renace en su interior llevaba gratis a los pasajeros a los locales de votación en el distrito.

También se registró la muerte de un votante de 82 años por un paro cardiaco. Él asistió a votar al colegio 40209 de Yarabamba.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO