MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - ¿Qué partidos se disputarán este lunes 28 de noviembre?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Gremios niegan tregua y se reunirán con Ejecutivo el lunes 28
Elecciones

Steven Levitsky: “Se ha llegado a un nivel de empobrecimiento y fragmentación que nunca se había visto”

Entrevista al politólogo y profesor de la Universidad de Harvard, quien analiza los posibles escenarios posteriores a la segunda vuelta.

Democradura. Levitsky advierte que Keiko podría reconstruir un fujimorismo noventero. Foto: LR
Democradura. Levitsky advierte que Keiko podría reconstruir un fujimorismo noventero. Foto: LR
Enrique  Patriau

Hoy los peruanos elegirán al nuevo presidente o presidenta. El politólogo Steven Levitsky siempre sigue con mucha atención los sucesos en el Perú. En esta entrevista, analiza lo que ha sido la campaña de segunda vuelta y reflexiona sobre los peligros que entraña cada uno de los candidatos. “Son muy distintos”, advierte.

Hoy son las elecciones de segunda vuelta, luego de una campaña muy polarizada, quizás como no se ha apreciado en ninguna ocasión anterior. ¿Qué piensa de lo que ha podido ver en estas semanas?

En el Perú hemos visto campañas pobres. Desde la caída de Fujimori el tema siempre ha sido decidir por el mal menor, eso no es nada nuevo, pero se ha llegado a un nivel de fragmentación y empobrecimiento políticos que nunca se había visto. Keiko Fujimori es sin duda la política más impopular en todo el país y puede ser presidenta. Pedro Castillo no pudo ganar la alcaldía de su pueblo, jamás ha sido elegido a nada, ni siquiera a nivel local, y también podría ser presidente. Y ni hablar de la amenaza autoritaria…

¿Ambos son amenaza?

Sí. Pero además, son pésimos políticos. Fujimori tiene más experiencia, pero en su campaña ha sido un desastre. No es la primera vez que los que llegan a una segunda vuelta son impopulares, pero jamás tan impopulares, con el 70% del país, como mínimo, en su contra. No he visto en ninguna democracia en el mundo.

Sin embargo, los dos están disputando la presidencia. ¿Qué representa cada uno?

Castillo representa el descontento que sigue existiendo en el Perú que cualquier sociedad justa debería escuchar y atender. La élite política, el sistema no ha respondido a los sectores más marginados. No digo que él sea un representante de la democracia liberal, pero sí es una fuerza democratizante. De Fujimori prefiero no comentar.

Ha dicho que los dos representan un peligro autoritario…

Peligros diferentes.

A eso iba. Son peligros de diferente nivel.

Sí, son muy distintos.

¿En qué sentido?

Me parece que hay mucha más incertidumbre alrededor de Castillo. Descarto el escenario comunista, porque no sé de dónde se inventan eso de que podría haber comunismo en Perú, es una payasada. Sin embargo, sí existe la posibilidad de un escenario bolivariano, de que utilice mecanismos plebiscitarios y concentre poder. No creo que sea muy probable porque es alguien muy débil. También es posible que haya una reacción anti-Castillo que termine sacándolo del poder de manera inconstitucional.

¿Y con Fujimori?

Hay menos incertidumbre. Dudo que haga una gran transformación política-social-económica. Lo que sí es muy probable, pero muy probable, es que con ella veamos una transición hacia lo que antes se llamaba una “democradura”, es decir, un régimen mínimamente democrático que viole derechos civiles, de asociación, de protesta, que ataque a la izquierda, que viole derechos humanos. Podría haber una especie de autoritarismo competitivo, al estilo de su padre.

Con apoyo legislativo.

A diferencia de Castillo, Fujimori tendría una coalición amplia detrás de ella. El Congreso electo es conservador y no sería difícil para ella construir alianzas, relaciones amistosas con los medios, los empresarios, con el Poder Judicial. Es decir, ella puede reconstruir la coalición fujimorista de los noventa, una alianza con la élite, el establishment. Y si gana, Fujimori lo hará con un mandato anticomunista, de la mano con una coalición que quería aplastar a la izquierda.

Un mandato que tendría que honrar, además.

Va a tener incentivos para hacerlo. Lo que aglutina a toda la coalición fujimorista es el miedo a la izquierda. Y ese miedo a la izquierda, muchas veces, termina en autoritarismo.

¿Somos muy macartistas en el Perú?

Sí. Pero en Estados Unidos por lo menos existía la Unión Soviética, la guerra fría. Hablar de comunismo en Perú no tiene fundamento. Y es costoso porque Castillo sí representa un peligro. No es liberal, hay cosas de él que se pueden percibir como amenazas, pero empezar y terminar la conversación con “comunismo” evita lo que podría ser un debate constructivo, importante. Gritar “comunista” no ayuda a entender el peligro ni de dónde es que viene ese peligro, que es el gran fracaso del establishment conservador.

¿La democracia peruana se debilitará después de la elección? Gane quien gane.

Viene debilitándose. Así ha sido en los últimos cinco años, en gran parte por la responsabilidad de Keiko Fujimori. La gobernabilidad e institucionalidad se ven mucho menos seguras que hace diez años. Castillo o Fujimori tendrán baja legitimidad desde el primer día y enfrentarán una fuerte oposición.

De diferentes fuentes.

Fujimori podría enfrentar un nivel de movilización social pocas veces visto en el Perú y Castillo un gran ataque del establishment. Que los dos hayan llegado a la segunda vuelta es una señal del fracaso de la élite política y económica. Desde la derecha podrían haber buscado un solo candidato y no terminar con la política menos popular de todas. Lo mismo con el centro y centro-izquierda. No se hizo el trabajo de coordinar para que una opción mínimamente democrática avance. Echaron todo a la suerte. 18 candidatos, a ver qué pasa. Bueno, ya vemos qué fue lo que pasó.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.