EN VIVO - BTS en concierto: sigue el minuto a minuto de Permission to dance on stage en Los Ángeles

Pedro Castillo, un candidato con olor a pueblo

Perfil. Nació en la alejada comunidad cajamarquina de Puña, donde solo había hasta tercero de primaria. Ahora es maestro de esa misma escuela, que no tiene computadoras ni internet. Enuncia que quiere ser presidente para que no haya más pobres en un país rico.

Pedro Castillo acompañado de sus simpatizantes. Foto: Aldair Mejía / La República
Pedro Castillo acompañado de sus simpatizantes. Foto: Aldair Mejía / La República
María Elena Castillo

José Pedro Castillo Terrones se autodefine como un hombre del pueblo. Y en los últimos meses ha recorrido el país pidiendo el voto de ese pueblo para cambiar el Perú.

Nació hace 51 años en la comunidad de Puña, provincia Cajamarquina de Chota, en una vivienda humilde de la sierra. Es el tercero de nueve hermanos, de los que seis son mujeres.

Creció como miles de jóvenes del ande, levantándose en la madrugada para ayudar a sus padres antes de ir a la escuela. Para culminar la primaria tuvo que caminar dos horas cada día hasta el distrito de Chugur.

“Era un niño inquieto en los quehaceres de la casa. Antes ni siquiera había agua en la casa, como hasta ahora no lo tenemos. Cargar agua de lejos, ir a bañarse al puquio, correr para ir a la escuela”, cuenta su hermano mayor, José Mercedes, en el documental “El profesor”, del productor Álvaro Lasso.

Antes de empezar la secundaria, el candidato de Perú Libre trabajó dos años en las plantaciones de arroz en la selva. Al volver, estudió en el distrito de Anguía, junto a su esposa, Lilia Paredes, también maestra.

“Fuimos promoción desde el primer grado de secundaria... Estudiábamos los dos turnos, tarde y mañana. Nos íbamos en la mañana juntos, caminábamos media hora”, relata en el documental. Ahora viven en Chugur y tienen dos hijos.

Colegio. Fotos carné de él y su esposa en etapa escolar. Foto: Documental “El Profesor”

Castillo siempre quiso enseñar. Estudió en el Instituto Pedagógico Octavio Matta Contreras, de Cutervo, donde fue presidente del aula entre 1992 y 1994. Su compañera de promoción Angelita Rodríguez Cusma recuerda que siempre buscaban ayudar a los demás.

“En el tercer año decidimos hacer un proyecto para construir dos aulas y dos baños para la escuela especial San Antonio de Paula, de niños con síndrome de Down y sordomudos, que estaban en un ambiente temporal en el Pedagógico”, rememora.

En sus horas libres nivelaron el terreno, iban al río a recoger piedras y las chancaban, Foncodes los apoyó con fierros y cemento. “Nos turnábamos por grupos para hacer cuyadas, pasábamos películas en VHS, vendíamos comida para realizar nuestros proyectos. Pedro era de mi grupo. Siempre bueno y de principios”, expone.

Como muchos jóvenes provincianos, en las vacaciones venía a Lima a trabajar en lo que encontrara. Fue canillita, vendió helados, hizo tareas de limpieza.

Castillo también es rondero en su comunidad. Dice que no solo brindan seguridad, sino ayudan a profundizar el trabajo en equipo y la fiscalización.

Recuerdos. Siendo jovencito, aparece junto a su madre. Foto: Documental “El Profesor”

El profe

Desde 1995 el candidato de Perú Libre es profesor en la escuela de Puña, donde estudió la primaria. En el documental “El profesor”, su exalumno Jaime Olivera lo recuerda con estas palabras: “Ha sido una persona muy buena; ha compartido con sus alumnos, con sus niños, aunque sea un caramelo, algo”.

Para mostrar la precariedad de las escuelas de provincias, el candidato ha contado varias veces que solo tres de sus 20 alumnos tienen celulares, dos son teléfonos básicos y uno táctil. Y como no encuentran señal para comunicarse, les ha llevado hojas impresas a sus casas cada semana.

Castillo siempre tuvo aspiraciones políticas. En el 2002 postuló sin éxito a la alcaldía de Anguía por Perú Posible. Pero se hizo más conocido en el 2017, cuando lideró una multitudinaria protesta de docentes, que exigían mejores salarios y cambios en la evaluación que se les hace. Las clases se paralizaron durante 75 días.

Un sector afirmó que representaba al Conare, facción radical que tendría vínculos con Movadef, brazo político de Sendero Luminoso, pero él se presentaba como presidente del Comité de Lucha de las Bases del Sutep. Luego formó la Federación Nacional de Trabajadores en la Educación del Perú (Fenatep).

Ahora, como candidato, deslinda de cualquier agrupación terrorista o extremista.

Perú Libre

Castillo se inscribió en Perú Libre, partido que lidera Vladimir Cerrón, el 30 de setiembre del año pasado, el último día de inscripción para participar en las elecciones del 2021.

En el documental “El profesor”, su esposa asegura que el año pasado varias organizaciones le propusieron postular al Congreso, pero las bases de la Fenatep no quisieron, y pensaron formar un partido de maestros, pero no pudieron lograr las firmas por la pandemia.

Finalmente encabezó la plancha de Perú Libre, llevando como segundo vicepresidente a Vladimir Cerrón, posteriormente retirado por tener una condena vigente. Y no fue sino hasta una semana antes de la primera vuelta, en que las encuestas comenzaron a darle un poco más de 4%, que se convirtió en el 19% de votos que lo llevó primero a la etapa decisiva.

Ahora, el maestro rural, conservador, que propone un cambio radical, asevera que, si llega a la presidencia, Cerrón no tendrá ninguna intervención en el Ejecutivo. “Acá el que va gobernar es Pedro Castillo”, ha repetido incesantemente, así como que gobernará para el pueblo, para que no haya más pobres en un país rico.

Los datos

Primera vuelta. Según las cifras oficiales del Jurado Nacional de Elecciones, Pedro Castillo ocupó el primer lugar con 2.724.752 votos.

Maestro. Se recibió como bachiller en Educación en el 2006 y, desde el 2013, es magíster en psicología educativa. En ambos casos por la universidad César Vallejo.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.