Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe

“¡Fujimori nunca más!” se escuchó en el Perú y en el extranjero

Movilización masiva. Lima y las regiones del país fueron escenario de marchas contra la candidatura presidencial de Keiko Fujimori. Ciudadanía recordó las esterilizaciones forzadas y los crímenes de La Cantuta y Barrios Altos cometidos en el régimen de los noventa.

Contra el Fujimorismo. Ciudadanos de distintos distritos de Lima se concentraron en la plaza San Martín, luego de la movilización realizada por el centro de la capital. Foto: Aldair Mejía/La República
Contra el Fujimorismo. Ciudadanos de distintos distritos de Lima se concentraron en la plaza San Martín, luego de la movilización realizada por el centro de la capital. Foto: Aldair Mejía/La República
Elizabeth Prado

La ciudadanía peruana salió a las calles nuevamente para expresar su rechazo a Keiko Fujimori como posible presidenta. Estudiantes, gremios laborales, colectivos sociales, organizaciones feministas, entre otros, salieron desde la Plaza San Martín, portando un cartel que decía “Nunca más, Keiko no va”. La jornada de movilización se cumplió también en distintas regiones del país.

En Lima, un grupo portaba un inmenso táper naranja, mientras decenas de jóvenes ejecutaban zampoñas y bombos. También estaban quienes desplegaron carteles con la inscripción “Barrios Altos no olvida. Cantuta no olvida”, recordando hechos de violación de derechos humanos que se dieron en la dictadura de Alberto Fujimori. “Por justicia y dignidad, Fujimori nunca más”, fue la demanda.

Calma. Marcha en Lima se desarrolló en forma pacífica. Foto: Aldair Mejía/La República

Estaban, asimismo, las agrupaciones de mujeres que representan a quienes sufrieron esterilización forzada. Ellas hicieron sentir su voz gritando: “¡Somos las hijas de las campesinas a las que no pudiste esterilizar!”.

Una mujer escribió en un pliego de cartulina: “Señora K, compraste a la selección, pero no a la hinchada”.

Así llegaron hasta la avenida Wilson, donde el alumbrado público no estaba funcionando en varias cuadras. Muchos recordaron que en la marcha contra Manuel Merino ocurrió lo mismo. En la oscuridad, se hacía más fuerte el sonido de una banda de música altiplánica y no pocos se animaron a danzar al son de sayas y caporales, mientras avanzaban en la movilización. En ese momento, el grito era: “¡Vamos, pueblo, carajo, el pueblo no se rinde!”.

Crímenes de Fujimori. Recuerdan a víctimas de La Cantuta. Foto: Aldair Mejía/La República

La marcha prosiguió por Paseo Colón e ingresó a la avenida Grau para luego voltear hacia la avenida Abancay hasta el Parque Universitario y culminar la manifestación de protesta contra Keiko Fujimori en el punto inicial: la Plaza San Martín.

En las regiones

El sur también se movilizó contra el fujimorismo. En Cusco, la marcha tuvo a la excandidata presidencial de Juntos por el Perú, Verónika Mendoza.

“No podemos permitir que nos gobierne una organización criminal que se traería abajo toda la lucha contra la corrupción. El Perú no lo merece”, enfatizó Mendoza.

La movilización terminó en la Plaza Mayor con la quema de un ataúd que llevaba la figura de una rata y la entonación del canto ‘Flor de retama’.

Mientras que en Arequipa, la marcha se desarrolló en un contexto de alerta por el colapso de los hospitales a causa del Covid-19. Más de 500 personas partieron de la Plaza España. Estuvieron colectivos de derechos humanos y bases de partidos de izquierda. A las 19:15 horas terminó en la Plaza de Armas.

En Tacna, se sumaron la Federación Regional de Mujeres Líderes, Resistencia Patriótica, la Asociación de Derechos Humanos del Sur y la Multisectorial de Mujeres de Tacna. Recordaron casos como la matanza de los estudiantes de La Cantuta, las esterilizaciones forzadas y la corrupción en el régimen de Alberto Fujimori.

Tacna. El sur en rechazo a posible elección del fujimorismo. Foto: difusión

En la movilización participó María Amaro Cóndor, hermana de Armando Amaro, uno de los universitarios asesinados por el grupo paramilitar Colina.

En tanto, cientos de personas se congregaron en Puno y Juliaca. Llevando una bandera, los maestros abrieron la movilización. “Estamos en las calles porque no podemos ser indiferentes a lo que significó ese gobierno y que hoy pretende regresar para mantener el statu quo de la corrupción”, dijo César Hugo Tito Rojas, secretario de organización del Sutep-Puno.

La manifestación de rechazo a Keiko Fujimori se replicó en el norte del país. En Trujillo fue convocada por el Frente Popular de Lucha–La Libertad (Frepoll). Su vocera, Mily García, señaló que “también es una marcha contra Alianza para el Progreso (APP), que ha dado su respaldo al fujimorismo”.

No se mancha. Lavado de camisetas peruanas en Trujillo. Foto: difusión

Los piuranos recorrieron las principales calles de su ciudad capital. Consideraron necesario “cerrarle el paso al fujimorismo al representar una amenaza para el desarrollo del país”.

Lo mismo sucedió en Lambayeque, donde destacó la presencia de grupos de jóvenes. Al llamado que hicieron en redes sociales se sumaron la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y representantes del gremio de profesores.

Los peruanos en el exterior también se movilizaron para decir ‘No a Keiko’.

Chiclayo. Le recuerdan a Keiko Fujimori que sí hubo una política de esterilización forzada. Foto: Clinton Medina/La República

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.