Carolina Trivelli: “Urge una reforma política para que el Perú siga creciendo”

Plataforma_glr
02 Dic 2015 | 18:30 h

Como representante de la Asociación Civil Transparencia, la ex ministra de Inclusión y Desarrollo Social Carolina Trivelli Ávila expondrá en esta CADE 2015 acerca de las reformas políticas que se necesitan para fortalecer la democracia y asegurar el crecimiento del país.

¿Qué está frenando el crecimiento del país?
 
La fragilidad de nuestras instituciones, el ruido político. Necesitamos una serie de reformas que permitan fortalecer las instituciones democráticas, esa es la única manera de continuar en un proceso de crecimiento e inclusión. Hoy en día ya estamos viendo restricciones desde el lado de la política que frenan el crecimiento del país. Este es un tema que hay que afrontar ahora, y que se debe empezar a implementar en los primeros meses del próximo gobierno. De lo contrario será muy tarde.  
 
¿Cuáles son los puntos críticos en esta situación?
 
En la asamblea de Transparencia, de la que formamos parte 52 profesionales de distintas ramas y tendencias políticas, hemos identificado y consensuado 32 reformas de carácter urgente, y las hemos dividido en cuatro ejes: proceso de elección de autoridades; funcionamiento del Congreso; mejoramiento del sistema de administración de justicia; y transparencia y gestión pública. Son 32 reformas clave para garantizar un cambio institucional que nos permita tener un país más justo. Esto es lo que nosotros venimos a decir en la CADE: que para que el Perú siga en un proceso hacia la prosperidad hay que hacer un montón de cosas en términos de economía y en cuanto a la toma de decisiones; pero también hay que iniciar una reforma política de manera urgente. Necesitamos lograr reformas que aseguren el largo plazo.
 
 
¿Se pueden priorizar algunas de estas reformas o deben ejecutarse en conjunto?
 
Más que priorizar, hay reformas más complejas que otras. Algunas tomarán un tiempo más largo, ya que requieren de reforma constitucional, pero hay otras que pueden implementarse de inmediato.
 
¿Nos puede dar un ejemplo?
 
Por ejemplo, modificar el Reglamento del Congreso para que los miembros y titulares de las comisiones no cambien cada año. Esta no es una reforma dramática y permitiría que se gane en especialización, se acumule conocimiento y se saquen adelante iniciativas legislativas. Cosa que ahora no ocurre. 
 
¿Qué otras reformas pueden ponerse en marcha rápidamente?
 
En el sistema de administración de justicia se puede empezar con cambiar las reglas para elegir a los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), empoderar a los jueces de paz no letrados –que son la justicia a la que acceden los más pobres–, darle más tiempo de ejercicio al presidente de la Corte Suprema, porque en un año de presidencia es imposible que haga una reforma. Respecto del proceso de elección de autoridades estamos planteando requisitos más estrictos para los candidatos, elecciones congresales en segunda vuelta, elevar la valla electoral para alianzas partidarias, entre otros puntos.
 
¿Y en cuanto a transparencia y gestión pública?
 
Eso también es medular, porque permite limitar la corrupción y acerca el gobierno a la ciudadanía. Nuestras propuestas en este eje abarcan temas que van desde la implementación de la ley del Servicio Civil hasta repensar la ley de gestión de intereses (lobbies).  
 
¿Quién o quiénes deben liderar este proceso de reformas políticas?
 
Lo ideal es que esta serie de reformas las lidere el próximo presidente de la República, los próximos congresistas y los partidos políticos (aunque estos últimos están muy debilitados). 
Los candidatos presidenciales deben asumir algún compromiso en esta CADE. Que no solo vengan a contarnos sus propuestas, sino que además nos den una muestra de compromiso con estos temas sensibles y cruciales para el desarrollo de todos los peruanos. Y si ellos, los futuros líderes electos, no lo hacen, tendrá que hacerlo la ciudadanía. Recolectaremos firmas para presentar una iniciativa legislativa que nos permita sacar adelante estas reformas, porque ya no pueden esperar más tiempo.
 
¿Cuáles son los riesgos de que no se ejecuten estas reformas?
 
Como mínimo, si no se realizan cambios, vamos a tener más de lo mismo, que ya es grave: partidos políticos frágiles, ausencia de liderazgos fuertes, un congreso fragmentado, sin posibilidad de negociar, de sacar adelante leyes importantes. Es lo que estamos viendo ahora y eso es lo que afecta al Perú, a su capacidad de seguir creciendo y de ponerse retos como país porque sin instituciones sólidas no podrá cumplirlos.
 
¿Cuál debería ser el rol del sector privado, del gremio de empresarios, para impulsar estas reformas políticas?
 
El sector privado tiene un rol fundamental en cuanto a la generación de riqueza y empleos, pero también debe apoyar e incentivar estas reformas políticas que harán más viables sus negocios a largo plazo, que lograrán que el país en donde viven sea también un buen lugar para que vivan sus hijos y las siguientes generaciones. A eso apuntan estas reformas: a asegurar una vida digna para todos los peruanos.
 

LOS PROGRAMAS SOCIALES 

(SEGÚN CAROLINA TRIVELLI)

 
Economista especializada en temas de pobreza, políticas sociales y desarrollo rural, Carolina Trivelli fue la primera ministra de Desarrollo e Inclusión Social del Perú (oct 2011-jul 2013). Es una de los principales expositores de esta CADE 2015. Esta es su visión sobre los programas sociales.
 
1. “Los programas sociales son un pedazo chiquito de la política social y sirven para ayudar directamente a los más pobres. No se trata de un favor que hace la autoridad de turno, ni es un regalo. Es un derecho de la gente”.
 
2. “Los programas sociales son una inversión que hacemos todos los peruanos, a través de nuestros impuestos, para asegurar, por ejemplo, que todos los niños de nuestro país tengan vacunas y sean bien alimentados, que vayan al colegio y puedan desarrollarse plenamente”. 
 
3. “Esta inversión también se ve reflejada en el cuidado de nuestros adultos mayores. Pensión 65 actualmente atiende a medio millón de peruanos que viven en extrema pobreza, pero que hoy pueden comprar medicinas, ropa, acceder al Seguro Integral de Salud e integrarse a la vida comunitaria a través del programa Saberes Productivos, en donde comparten y es valorada su experiencia”.