Economía

Desembolso de créditos hipotecarios del Fondo Mivivienda se redujo en 57,1% en junio

La Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) proyecta que los créditos Mivivienda cerrarán el año con una disminución de 12% en número de desembolsos por falta de bonos.

En junio se colocaron solo 444 créditos del Fondo Mivivienda. Foto: Andina
En junio se colocaron solo 444 créditos del Fondo Mivivienda. Foto: Andina
Economía LR

En junio, la cantidad de créditos hipotecarios desembolsados del Fondo Mivivienda tuvo una contracción bastante notoria de 57,1% con respecto al mismo mes del año 2021, esto se produjo tanto para el nuevo crédito Mivivienda como para el financiamiento complementario de Techo Propio, según el último Informe Económico de la Construcción de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco).

En seis primeros meses del año, los desembolsos cayeron 12,4% respecto al igual periodo del 2021. De forma desagregada se puede ver que en junio se colocaron 444 créditos de este fondo, en tanto, en el mismo mes del año pasado esta cifra fue de 1.036.

“Este ‘bache’ en Mivivienda también se produjo en septiembre del año pasado por la misma razón: llegaron tarde los fondos adicionales. El Ministerio de Vivienda lo gestionó, pero este proceso toma su tiempo y lamentablemente esto ha retraído muchísimo la colocación de créditos”, precisó Guido Valdivia, director ejecutivo de Capeco.

Con respecto a la distribución de este tipo de créditos, se aprecia que, de enero a mayo de este año, el 61,9% corresponden a Lima y Callao, mientras el 38,1% a otras regiones. En tanto, en este mismo periodo de tiempo, el 78,2% son otorgados a través de bancos y un 21,8% por otro tipo de entidades financieras.

“Hay una mayor concentración de desembolsos en Lima y los bancos. Esa es una mala noticia. Además, prevemos que los créditos Mivivienda disminuirán en 12% en número de desembolsos al final del año respecto al año pasado, porque calculamos que ese es el nivel que se alcanzará con los recursos que ojalá se obtengan,” precisó Valdivia.

El ejecutivo agregó que la viceministra de Vivienda les ha informado que el pedido de extensión del presupuesto ya está en la agenda del Congreso, por lo que está sujeto a dicha aprobación. Por tanto, julio también mostrará una pequeña caída.

En cuanto a bonos familiares desembolsados, también se registró una caída de 43,8% entre mayo y junio de este año. En junio se otorgaron 3.662 bonos para adquisición de una vivienda nueva, mientras para la construcción de sitio propio fueron 1.096, lo que da un total de 4.758 bonos otorgados. En tanto, en mayo fueron 8.459.

El informe concluye que el comportamiento de los principales componentes del sector construcción entra en escenario negativo debido a que el ritmo de crecimiento de la economía nacional se desacelera. A esto se suma la crisis institucional y el descrédito de la clase política que se agudizan a vísperas de cumplirse el primer año del gobierno presidencial.