LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Economía

¿Qué es el sistema SWIFT y por qué es el arma económica para frenar a Rusia?

El retiro del sistema SWIFT no es algo nuevo para Rusia, en 2014 en medio del conflicto en Crimea también se le amenazó. Ocho años después la medida si podría efectuarse.

Un manifestante sostiene un cartel que dice "Prohibir a Rusia de SWIFT" durante una protesta contra la invasión rusa de Ucrania en la embajada rusa en Austria. Foto: AFP
Un manifestante sostiene un cartel que dice "Prohibir a Rusia de SWIFT" durante una protesta contra la invasión rusa de Ucrania en la embajada rusa en Austria. Foto: AFP
Andi Chero

El conflicto entre Rusia y Ucrania escaló a lo más alto en los últimos días, luego de la invasión eslava del último jueves 24 de febrero. Tras ello, Estados Unidos ha vuelto a proponer el retiro de Rusia del sistema financiero internacional (SWIFT) en su afán de persuadir al presidente ruso, Vladímir Putin, de no continuar con la agresión en suelo ucraniano.

En diálogo con La República, el jurista e internacionalista, Miguel Ángel Rodríguez Mackay, “Estados Unidos ha optado como estrategia volver una paria financiera y económica a Rusia, al haber considerado no intervenir militarmente en Ucrania”.

¿Qué es el sistema Swift y por qué su importancia?

La Society for World Interbank Financial Telecommunication (SWIFT) nació en 1973 en Bruselas con la intención de finiquitar la dependencia hacia el sistema de télex. Se encuentra integrado por más de 11.000 instituciones financieras y empresas; y se encuentra presente en 200 países y territorios autónomos.

Entre sus funciones se encuentra entregar mensajes entre las entidades y naciones, de hecho, el promedio de recados entregados en el 2021 fue de 42 millones por día e incluye pedidos y confirmaciones de pagos, transacciones y cambios de divisas.

Si un país perdiese el acceso al procedimiento SWIFT simplemente “limitaría los movimientos de dinero que pasen por el sistema financiero”, comentó a este diario Hugo Perea, economista jefe de BBVA Research.

El único país expulsado del sistema SWIFT fue Irán en los años 2012 y 2018. Rusia sufrió un intento en 2014, pero no prosperó.

¿Cómo afecta a Rusia?

La propuesta inicialmente no tuvo el respaldo de toda la Unión Europea, pero conforme avanza Rusia en Ucrania algunas posiciones van cambiando.

Inicialmente, los temores por la seguridad energética de Alemania e Italia no respaldaban la iniciativa de Washington. Y es que en el viejo continente se utiliza SWIFT para enviar pagos por el petróleo y el gas natural ruso, sobre todo el segundo, “del cual tienen un alto grado nivel de dependencia”, precisó Mackay, en referencia al 40% de gas que Rusia le vende al bloque de los 27.

“Los pagos de las exportaciones de petróleo y gas podrían complicarse para Rusia, pero también tiene efectos colaterales para Europa, ya que tendría restricciones para el uso de estos commodities”, advirtió Perea.

El 1% de transacciones rusas en el SWIFT se dan en dólares. Esto podría dar pistas del porqué el Tesoro de EE. UU. eximió de las sanciones al combustible el último jueves 24 de febrero.

No obstante, ese último 26 de febrero la Unión Europea avanzaba paulatinamente en apoyar la expulsión definitiva de Rusia del sistema de mensajería financiera. Italia moderó y dio el espaldarazo públicamente si es que fuese apoyada unánimemente por las 27 naciones que conforman el bloque.

Reino Unido, que si bien ya no forma parte de la UE desde el 2021, es uno de los países que también presiona a otros a que se sumen a la medida como Hungría, Polonia, Lituania y Alemania.

“La economía es un circuito de vinculaciones propio de la globalización y en la economía internacional del siglo 21 la interdependencia es una regla; por tanto, si Rusia se ve afectado también serán afectados aquellos que tengan un alto nivel de interdependencia”, acotó Rodríguez Mackay.

En tanto, desde Wall Street, algunos de los principales bancos han solicitado a los legisladores y al gobierno de Biden no sacar a Rusia del sistema SWIFT, ya que tendría consecuencias de gran alcance que podrían dañar la economía global.

“No estoy convencido de que (los efectos del retiro) sean en lo inmediato, el planteamiento ruso es militar y seguramente allí se van a concentrar y estoy persuadido que Rusia ha previsto que un ingreso militar significaría una sanción económica por parte de EE. UU. eso ya estaba previsto dentro del plan ruso, pero claro, esto tampoco es para que lo soporte por buen tiempo y el colapso económico se haría con el único objetivo de debilitar a Vladímir Putin en el frente interno de su país”, advirtió Rodríguez Mackay.

Otra de las preocupaciones de occidente es que una expulsión rusa del sistema SWIFT pueda fortalecer los sistemas de mensajería rivales como los que tiene China y la misma Rusia.

Rusia cuenta con mensajería financiera integrada a su banco nacional en 2014, luego del primer intento de expulsión por el caso de Crimea.

De acuerdo con Bloomberg, este posee alrededor de 400 usuarios, cifra muy diminuta si se compra con las más 11.000 firmas que usan SWIFT. Otro aliado podría ser China, país donde los bancos rusos podrían acudir y seguir operando.

“La idea es alejar a Rusia, los bancos no pierden, ya que van a buscar otros espacios y sé Irán a los países donde se pueda seguir movilizando sobre el sistema sobre el cual ellos viven”, sostuvo Miguel Rodríguez Mackay.