AHORA - Uso de la mascarilla no ha vuelto a ser obligatorio en espacios abiertos, anunció Aníbal Torres EN VIVO - Melgar vs. Deportivo Cali: sigue el crucial encuentro por Copa Sudamericana

Trabajadores ya cuentan con instrumento que protege de la violencia y el acoso

Se oficializó la ratificación del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo.

Se promoverá y asegurará el disfrute del derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso. Foto: La República
Se promoverá y asegurará el disfrute del derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso. Foto: La República
Economía LR

Desde hoy, los trabajadores cuentan con un instrumento que protege de la violencia y el acoso en el trabajo. Se trata del Convenio sobre la Eliminación de la Violencia y el Acoso en el mundo del trabajo, el cual fue debatido y aprobado el 31 de enero último, en el Congreso de la República, ante la insistencia del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE). La resolución legislativa que aprueba el Convenio fue publicada ayer, en un artículo único.

El Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) protege a los trabajadores de la violencia y acoso en el ámbito laboral del sector público o privado, formal o informal así como en zonas urbanas o rurales. También determina los lugares y circunstancias donde se producen estos comportamientos y prácticas.

PUEDES VER: Banco Central de Reserva: “Hay fundamentos para que el sol se fortalezca”

Desde el mes de enero, el MTPE insistió y solicitó tanto a la Junta de Portavoces, así como a la presidenta del Congreso, priorizar en agenda del pleno el dictamen del proyecto de resolución legislativa. Finalmente, se logró su aprobación unánime con 110 votos del Parlamento.

El Convenio 190 define lo que es la violencia y acoso en el mundo del trabajo, así como la expresión “violencia y acoso por razón de género” como aquellas que van dirigidas contra las personas por razón de su sexo o género e incluye el acoso sexual.

Asimismo, precisa que todo estado miembro que ratifique el Convenio deberá respetar, promover y asegurar el disfrute del derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso.