ELECCIONES 2022 - Promulgan ley de plazo excepcional para inscribir a candidatos en comicios internos CTS - Promulgan ley que autoriza a disponer libremente del 100% de los fondos

Gobierno propone que SIT-Gas se inicie en el 2023

Informe final. Comisión Multisectorial recomienda priorizar la construcción del proyecto de masificación para las regiones del sur. Se prevé la operación progresiva en Cusco, Apurímac, Puno, Arequipa, Moquegua y Tacna hacia el 2026.

Camisea. Comisión Multisectorial emitió la versión preliminar del informe final con propuestas para la renegociación del contrato con el consorcio. Foto: difusión
Camisea. Comisión Multisectorial emitió la versión preliminar del informe final con propuestas para la renegociación del contrato con el consorcio. Foto: difusión
Esteban Salazar,Fernando Cuadros,

La Comisión Multisectorial creada por el Ejecutivo para ampliar las reservas de gas natural presentó la versión preliminar de su informe final, con propuestas y conclusiones para fortalecer la industria de los hidrocarburos para la masificación de este recurso.

La entrega de este documento representa el primer paso formal del Gobierno sobre su interés de retomar el Sistema Integrado de Transporte de Gas Zona Sur (SIT-Gas) como proyecto bandera para la masificación en regiones, el cual, sumado a otros nuevos mecanismos de abastecimiento en el norte y centro, sustentará la demanda interna que pueda desembocar en la renegociación de contratos gasíferos a futuro.

El trazo debe ser el mismo que el dejado a su paso por el ex Gasoducto Sur Peruano (GSP) de Odebrecht. Ello, a razón de resultados de la evaluación efectuada por Mott MacDonald, la cual ha determinado la rentabilidad social del proyecto. Básicamente, seguir la ruta del GSP le ahorraría dinero y sobre todo tiempo al Estado para concluir una megaobra que nunca debió fenecer.

En esta línea, la comisión propone declarar de interés nacional el SIT-Gas y evaluar la viabilidad de procurar su ejecución a partir de las obras y bienes existentes del GSP; es decir, los tubos abandonados cuyo cuidado cuesta cada año entre US$ 40 y US$ 50 millones al Perú. Asimismo, se pide establecer la creación de una comisión para dar seguimiento a los avances en su ejecución, así como generar propuestas y recomendaciones que permitan a las entidades responsables una mejor toma de decisiones.

Bajo estas consideraciones y en el supuesto de que la disposición de los bienes pueda ser resuelta en el año 2022, la construcción del SIT-GAS se podría iniciar en el segundo semestre del 2023, con puestas en operación del sistema por hitos en los años 2024 (Cusco), 2025 (Apurímac, Puno) y 2026 (Arequipa, Moquegua, Tacna). Incluso se habla de adelantar este último hito un año si todo sale bien.

Voluntad política

”Que la comisión diga que es importante el SIT-Gas no quiere decir que ya se arreglaron todos los problemas. Refleja una voluntad política de que se haga. El Perú necesita un gasoducto y cumplir con los pueblos del sur donde está el gas y no lo tienen”, manifestó a La República una fuente especializada del sector.

PUEDES VER: Gobierno propone que construcción de gasoducto sur inicie en el segundo semestre del 2023

Asimismo, recordó que el gasoducto del sur ha sido visto como “un fierro caliente” por gobiernos anteriores desde que quedó en stand-by en el 2017 y que se tradujo en juicios y litigios en el Ciadi con Odebrecht y Enagás.

Paso a paso por el gas

Además de este acápite, el informe preliminar, que será puesto a consideración y opiniones de la ciudadanía hasta este lunes 24 de enero, señala que Perupetro debe revisar y evaluar una nueva metodología para determinar la valorización de la producción para el cálculo de la regalía. Ello incluye la revisión de la tabla de los Valores Mínimos para la Valorización establecida en el contrato del Lote 56.

Asimismo, también se enfatiza que tanto Perupetro como el Ministerio de Energía y Minas (Minem) deben plantear modificaciones a la tabla que define los Precios Realizados en el contrato del Lote 56 para reflejar los valores del netback (la ganancia bruta por barril de petróleo producido por una compañía) mediante un mecanismo transparente en toda la cadena de costos: desde el último punto hasta la boca de pozo donde se pagan impuestos y regalías.

Esto implicaría llegar a acuerdos con Perú LNG y el Consorcio Camisea para la modificación del contrato entre ambos con el fin de lograr los cambios necesarios.

Al respecto, la fuente antes citada comentó que, a grandes rasgos, se busca aumentar los ingresos para las arcas peruanas abordando el capítulo de rentas, e incluso incursionando el Estado en la modificación de acuerdos entre empresas privadas.

Por otro lado, el expresidente de Perupetro Aurelio Ochoa considera que un capítulo importante del informe radica en la necesidad de renegociar compromisos de exploración en los contratos de los lotes 88 y 56, incluida la perforación de nuevos pozos exploratorios.

Aquí el documento precisa que se debería modificar algunas cláusulas que permitan la perforación, considerando –incluso– ampliaciones de plazo de contrato si el marco legal lo permitiese. “La única forma de incrementar las reservas (de gas natural) es perforando pozos exploratorios. Es fundamental exigirlo como parte de la renegociación, sobre todo en los lotes de Camisea”, anotó.

El especialista señala que el Estado debe exigir que se incrementen y remuevan las reservas, ya que mientras se va explotando se debe ir renovándolas. “El tema es exigir la exploración para darle más vida al proyecto de Camisea. No es cuestión de explotar y luego me voy y te dejo sin gas”, sostiene Ochoa.

PUEDES VER: Minem: Faltan US$ 500 millones para concretar la masificación del gas natural

Otro de los puntos principales por renegociar es que se establezca una tarifa única nacional del gas que permitiría nivelar los precios finales en todo el país.

Revisiones pendientes en el Minem

Según el informe, el Minem debe evaluar cambios al contrato de concesión de TGP que viabilicen la ejecución de ramales a las regiones de Junín, Pasco y Huancavelica o, en su defecto, desarrollar otro proyecto de transporte para ello, con el objetivo de promover la masificación en la zona centro del país para su uso residencial, industrial y minero.

También recomienda impulsar mecanismos legales que promuevan y hagan viable la actividad de exploración, desarrollo y producción en la cuenca Madre de Dios (Recursos Prospectivos se estiman en 18 TCF), a fin de asegurar el abastecimiento de gas natural del mercado nacional en el largo plazo.

La estimación realizada por la Dirección General de Hidrocarburos (DGH) considera que en el 2028 la demanda de GN de las generadoras eléctricas ubicadas en Chilca tendrá una contracción importante, teniendo en cuenta que empezarán a competir por el suministro de GN con las generadoras térmicas del Nodo Energético del Sur.

La palabra

Aurelio Ochoa, expresidente de Perupetro

”La única forma de incrementar reservas (de gas natural) es perforando pozos exploratorios. Es fundamental exigirlo como parte de la renegociación, sobre todo en los lotes de Camisea”.