198 millones de prendas importadas asiáticas ingresaron al Perú con un menor precio

Desde la SNI advierten que se registró un incremento de 100,4% en 2021, comparado a 2020, de las confecciones extranjeras en nuestro mercado, y una reducción del precio de ingreso cercano al 15%.

Confecciones compiten en una cancha inclinada a favor de las importaciones, al no aplicarse las salvaguardas a las prendas asiáticas, que ingresan a un precio menor. Foto: difusión
Confecciones compiten en una cancha inclinada a favor de las importaciones, al no aplicarse las salvaguardas a las prendas asiáticas, que ingresan a un precio menor. Foto: difusión
Economía LR

Hasta el año pasado, producto de la caída de la producción del sector textil y confecciones nacional, se dejaron de crear 135.000 puestos de trabajo directos desde 2015.

En la otra cara de la moneda, el gerente del Instituto de Estudios Económicos (IEES) de la Sociedad Nacional de Industrias, Antonio Castillo, señala que se ha podido ver el ingreso masivo de productos textiles de origen asiático de precios bajos, que llegó a su máximo punto en 2020, cuando la producción local estuvo paralizada hasta seis meses por la COVID-19.

Vale precisar que las prendas chinas solían ingresar a 12,88 dólares por kilo en 2019 y, hasta 2020, bajaron a 7,08 dólares por kilo, según estimaciones de la SNI.

En los últimos cuatro años previos a la pandemia, prosigue Castillo, el volumen importado de confecciones acumuló un crecimiento de 52%, al pasar de más de 202 millones de unidades en 2016 a 308 millones de unidades en 2019. La cifra se tornó más dramática en 2020, en el que se registró un incremento de 41% en lo importada, tasa de crecimiento anual más alta en el periodo de análisis.

Durante los primeros cinco meses de este año se ha registrado un ingreso de 198 millones de prendas importadas, lo que representa una subida de 100,4% respecto al mismo periodo de 2020. A ello se le suma una reducción de precios cercano al 15%.

“Esta realidad reduce aún mas la participación de las industrias nacionales en el mercado, significando una seria amenaza de daño irreparable a la rama industrial”, resume.

Castillo señala que la producción de prendas se encuentra muy por debajo del nivel previo a la pandemia: hay un crecimiento de 27,9% entre enero a mayo de 2021 respecto al mismo periodo de 2020, pero se ve una caída de -28,5% si se lo compara con dicho lapso de 2019.

El representante de la SNI sostuvo que solo en 2020 el sector textil y confecciones nacional generó 321.000 puestos de trabajo directos, cifra más baja por la crisis sanitaria, aunque entre 2015 y 2019 el empleo fue contrayéndose a una tasa anual de 2,8%.

“Las cifras ponen en evidencia que la industria nacional está siendo opacada por la extranjera, que ingresa a precios cada vez más bajos”, acota; para luego recalcar que pese a que el Indecopi verificó que existen indicios razonables de daño grave a la rama de producción peruana y tomó cartas en el asunto para la aplicación de salvaguardas, el Ejecutivo no decidió aplicarlas alegando que no se consiguió presentar cuestionarios de más del 50% de la industria (más de 45.000 documentos).

De no aplicarse las salvaguardias, pese a estar normada por la Organización Mundial de Comercio, se dañará irreparablemente a casi 95.000 empresas, que congregan al 98% de las mypes.

Castillo concluye en que es “impracticable este porcentaje” dado que el sector está altamente atomizado por la crisis, por lo cual considera necesario que cuando el Gobierno o Indecopi solicite la aplicación de salvaguardias de oficio se consideren los documentos y cifras oficiales que el propio gobierno emite del sector.