Asbanc: 38% de estafas en tarjetas de crédito y débito fueron por internet

Economía LR

El costo por estos delitos para América Latina, según el último estudio de Forbes, asciende a $ 2,1 billones al 2019. Foto: Difusión
El costo por estos delitos para América Latina, según el último estudio de Forbes, asciende a $ 2,1 billones al 2019. Foto: Difusión

La Asociación de Bancos del Perú informó que, debido a la pandemia, cada vez más personas optan por realizar sus compras y negocios en línea.

A un año del estado de emergencia, los fraudes digitales fueron los principales actos cometidos por los delincuentes hacia los usuarios del sector financiero.

Esto se debió a que cada vez más personas optaron por realizar sus compras y negocios en línea, situación que se ha incrementado debido a la pandemia.

Según la Encuesta Global sobre Fraude y Delitos Económicos 2020 de PwC, el costo total de este tipo de crímenes fue de $ 42.000 millones en tan solo dos años.

En el Perú, apuntó Fortinet, el aumento de virus cibernético ha crecido significativamente: en marzo del 2020 incrementó en un 131% en comparación al 2019. De igual manera, nuestro país ha sufrido más de 613 millones de intentos de ciberestafas hasta junio del último año.

De acuerdo con la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), en el 2020, el 38% de los montos de fraudes en tarjetas de crédito y débito se realizaron por internet como páginas web de comercios, de compras, entre otros.

Por otro lado, el costo por estos delitos para la región, añadió el último estudio de Forbes, ascendió a $ 2,1 billones al 2019. En el caso de Perú, se predijo que sería uno de los países más afectados con pérdidas de hasta $ 4.782 millones.

Los delitos más comunes de estafas electrónicas

  • Phishing: consiste en el envío de un correo electrónico que suplanta la imagen de una empresa con el objetivo de obtener datos, como claves, cuentas bancarias, número de tarjetas, etc.
  • Smishing: este se caracteriza por ser una combinación de SMS y phishing, en donde se envían mensajes de texto falsos para que el usuario ingrese a una plataforma falsa e indique sus datos personales.
  • Pharming: a través de esta modalidad la víctima coloca la URL de la entidad financiera; sin embargo, un malware redirige a la página web falsa.
  • Vishing: busca que el tarjetahabiente brinde información confidencial a través de una llamada de teléfono, donde el delincuente se hace pasar por un empleado de la entidad financiera.

“En el sector financiero, el fraude y la estafa se encuentran relacionados con la acción desarrollada por delincuentes, quienes buscan, a través de engaños, apropiarse de los fondos de los ahorristas o utilizar sus líneas de crédito en beneficio propio, aprovechándose del desconocimiento o distracción de los usuarios”, indicó Eva Céspedes, directora de Relaciones con el Consumidor de Asbanc.

Cinco recomendaciones para evitar ser víctima de un fraude digital

  • Evita dejar tu número de tarjeta grabado en tu dispositivo celular
  • Si te roban el celular, anula tus cuentas, bloquea tu línea y el equipo.
  • Digita el link completo para entrar a tu banco.
  • Si recibes llamadas o mensajes que te solicitan algún tipo de clave, no las brindes.
  • Para ingresar a las páginas de los bancos no necesitas la clave token, SMS y ninguna clave dinámica. Solo requieres la clave que te permite ingresar a tu banca por internet.

Con información de Asbanc y Llorente y Cuenca.