Proponen focalizar la reprogramación de créditos del Reactiva Perú

Ani Lu Torres

anilutorres1

Préstamo. Efraín Alva accedió a Reactiva Perú para salvar su negocio. Foto: Aldair Mejía
Préstamo. Efraín Alva accedió a Reactiva Perú para salvar su negocio. Foto: Aldair Mejía

Apoyo. El aplazamiento del pago del crédito debe beneficiar a las actividades más golpeadas del sector servicios, señala Canatur. Más de 501 mil empresas accedieron al programa de garantías.

Con una economía semiparalizada y con visos de que se recupere a niveles prepandemia aún en el 2022, las empresas esperan el aplazamiento del pago de los créditos adquiridos al programa Reactiva Perú, como una suerte de los tantos salvavidas que necesitan.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) confirmó que trabaja junto con el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) en la elaboración de un esquema de reprogramación de dichos créditos y que dará detalles solo cuando esté concluida la propuesta, lo que tendría que suceder durante marzo.

Justamente, Carlos Canales, presidente de Cámara Nacional de Turismo (Canatur), ha exhortado al Ejecutivo a que concrete el anuncio para la quincena de marzo a más tardar, a fin de evitar más zozobra entre los empresarios del rubro hotelero y de restaurantes -sus agremiados- que no saben si seguir invirtiendo o contenerse para empezar a honrar el préstamo.

La deuda entre las 501.298 empresas -de diferentes tamaños y actividades- que accedieron al Reactiva Perú asciende a S/ 57.863 millones. De este total, algunos préstamos ya deben comenzar a pagarse en mayo próximo, mes en el que se vencen los 12 meses de garantía que dispuso el programa como condición, además de otorgarlo con las tasas más bajas del mercado (a 1,73% en promedio).

Focalización

La reprogramación de los préstamos, como ya lo había advertido Adrián Armas, gerente de Estudios Económicos del BCRP, no sería para todos los beneficiarios del programa. Estaría pensado, principalmente, para aquellas empresas cuyas actividades han sido las más golpeadas en el contexto de la Covid-19.

En ese sentido, hablaríamos del rubro de hoteles y alojamiento, cuya actividad cayó 50,45% entre enero a diciembre del 2020; o de transporte y logística (-26,81%), servicios (-19,71%), y comercio (-15,98%), de acuerdo al último reporte del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Lo que explica que sean las empresas de estos rubros las que más accedieron a los créditos del Reactiva Perú (ver infografía).

En opinión de Canales, la medida debe ser focalizada por nivel de facturación. En una propuesta que elaboraron junto con la Asociación de Bancos (Asbanc) han sugerido que se aplace el período de gracia de 12 a 36 meses (es decir, para iniciar a pagar recién en el 2023), y ampliar de 3 a 4 años el plazo de pago. Asimismo, que el beneficio sea para aquellas empresas cuya recuperación financiera haya sido de hasta el 40% respecto a sus ganancias del 2019.

“El Gobierno no quiere tener medidas focalizadas, pero la economía en el país debe tenerlas. Si en los próximos 30 días no se toman medidas, el sector turismo estará muerto”, refirió.

El economista y socio de MacroConsult Elmer Cuba recordó que el programa Reactiva Perú se creó para evitar romper la cadena de pagos de las empresas a través del acceso a crédito barato, por lo tanto, no es un subsidio. Y en ese sentido, el Estado debe garantizar que las medidas que se vayan a tomar sean también para las empresas que aún son viables, pues el riesgo de que no paguen tendrá, en el futuro, impacto en las finanzas del Gobierno y del Banco Central.

Asimismo, indicó que hay empresas, como la pequeña minería o la agroindustria, que se están recuperando más rápido: “quizá ellos no necesiten la reprogramación, en cambio, en el rubro industrial sí porque, por ejemplo, la gente compra menos zapatos o útiles escolares y esos empresarios han tenido que reinventarse”, señaló.

“Si en Lima estamos pataleando, en provincias es mucho más”

Efraín Alva es un microempresario, dueño de Qaya, marca que fabrica desde mascarillas hasta joyas con piel de paiche. Cuenta a La República que debido a la pandemia estuvo a punto de quebrar y que incluso los S/ 7.500 que recibió del Reactiva Perú fueron insuficientes para mantenerse a flote. “Sirvió solo para pagar a los proveedores”.

“Si en Lima los pequeños artesanos estamos pataleando, en provincia es muchísimo más”, señala.

Alva además ha tenido que sacar préstamos personales para juntar capital que le permita crear nuevas líneas de productos, pues sus mascarillas se fueron a pique con el ingreso de productos de China.

“Nuestra empresa crea productos de forma sostenible y eso les gusta a los extranjeros. No queremos morir, necesitamos apoyo”, exhortó.

Datos

Propuesta. De acuerdo al economista Elmer Cuba, el Gobierno debe crear un apoyo especial para el turismo como un bono subordinado en el que el Estado se quede con el activo si la empresa no paga el crédito. “Este esquema se podría proponer en el caso de los hoteles, pero no de los restaurantes”, precisó.

Infografía-La República

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.