EN VIVO - Elecciones 2021: así se desarrolla la jornada electoral en el Perú y el mundo

Subsidiarán por 6 meses hasta el 55% de las planillas

Christian Alcalá

ChrisAlcala22

02 Nov 2020 | 4:43 h
Desempleo: 55 % de personas en Lima Metropolitana y Callao perdieron sus empleos de abril a junio (2,7 millones), comparado con el año pasado, señaló el INEI. Foto: La República.
Desempleo: 55 % de personas en Lima Metropolitana y Callao perdieron sus empleos de abril a junio (2,7 millones), comparado con el año pasado, señaló el INEI. Foto: La República.

Incentivo al empleo formal. Solo para empresas que hayan reducido sus ventas en 20% y contraten personal con sueldos de hasta S/ 2.400 entre noviembre de 2020 y abril de 2021. Amplían trabajo remoto hasta julio del próximo año con derecho a la desconexión.

Con el propósito de recuperar el empleo adecuado en el país, el Ejecutivo aprobó ayer un decreto de urgencia que busca incentivar la contratación formal en el sector privado.

Como ya lo había anticipado La República, se otorgarán subsidios entre el 35% y 55% de la planilla con nuevas contrataciones con sueldos de hasta S/ 2.400. Con esta propuesta se beneficiarían alrededor de 350 mil trabajadores, según estimó el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

Esta medida será aplicada para cualquier tamaño de empresa -ya sea micro, pequeña, mediana o grande- que haya sido afectada en sus ventas en por lo menos 20% en el periodo abril y mayo del presente año, lo cual será demostrado con las declaraciones efectuadas ante la Sunat.

Los detalles

Entre los objetivos de la medida se encuentra el de recuperar los empleos perdidos durante la pandemia, priorizar las contrataciones a los jóvenes y fomentar los empleos permanentes.

Esto debido a que el subsidio será de un mayor porcentaje para aquellos nuevos contratos -realizados entre noviembre de 2020 y abril de 2021- que sean a plazo indeterminado y a jóvenes de entre 18 y 24 años. En este caso, el apoyo económico estatal será de 55% por los tres primeros meses y de 27,5% por los otros tres meses restantes (ver infografía).

“El Estado pagará los subsidios como un reembolso en un plazo aproximado de dos meses luego de la contratación”, aseveró el titular del MTPE, Javier Palacios.

Para el abogado laboralista Ricardo Herrera, la medida ha sido tardía, ya que se da en un contexto donde muchas empresas han quebrado y otras no tienen el mismo ingreso para contratar. Además, apuntó que los requerimientos que se están pidiendo para ser elegibles son bastante engorrosos.

“Va a ser difícil ser empleador elegible porque [los requisitos] son tan enrevesados y las empresas van a necesitar de un abogado y un contador para poder entender cuáles son los requisitos. Eso implica que muchas pymes no van a poder pagar a externos para que los orienten si son o no elegibles”, comentó Herrera.

El experto también cuestionó que EsSalud sea el encargado de otorgar dicho beneficio, lo que podría generar demoras en la entrega de los subsidios.

Por su parte, Julio César Bazán, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores del Perú (CUT), manifestó que la medida implementada es equivocada, ya que solo se podrá generar empleo si es que la demanda se recupera.

En ese sentido, añadió que una medida más efectiva sería que se entregue un bono a los trabajadores que se encuentran bajo la figura de la suspensión perfecta de labores y a los que han sido cesados producto de la pandemia. “Se debe financiar directamente a los trabajadores para que consuman y la producción se incremente, y de esta manera se genere empleo con base en la producción de las empresas”, manifestó Bazán.

Los candados

La norma también precisa que el MTPE verificará mensualmente -de noviembre de 2020 a abril de 2021- que las empresas elegibles solo hayan reportado nuevos trabajadores a su planilla, pero que no se haya registrado ceses. Esto con el fin de que el empleador no sustituya empleados.

Herrera se mostró en desacuerdo con este punto, ya que ello podría afectar en el alcance de 350 mil trabajadores.

Finalmente, tampoco accederán a este beneficio las empresas que hayan tramitado el procedimiento de cese colectivo durante el periodo que dura el subsidio.

Trabajo remoto con derecho a la desconexión

El Ejecutivo también oficializó la vigencia del trabajo remoto hasta el 31 de julio del próximo año. Además, se estableció el derecho de los trabajadores a la desconexión laboral.

De esta manera, el empleador no podrá exigir al trabajador realizar tareas o coordinaciones de carácter laboral fuera de la jornada de trabajo o durante los días de descanso, licencias y periodos de suspensión de la relación laboral.

El presidente de la CUT, Julio Bazán, rechazó esta ampliación y pidió que se aplique el teletrabajo, el cual está regulado. Esto debido a que el trabajo remoto genera sobrecostos laborales, como exceso en los recibos de luz y compra de equipos tecnológicos.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.