Argentina

Argentina: La herencia económica que deja Mauricio Macri

Tras cuatro años de gobierno, Macri cede una estructura económica negativa en los principales indicadores, además de los aspectos positivos en algunas áreas.

La República
28 Oct 2019 | 17:00 h

Las elecciones presidenciales de este domingo en Argentina pusieron fin a la etapa de Mauricio Macri al frente de la Casa Rosada, donde será relevado por el peronista Alberto Férnandez desde el 10 de diciembre.

Tras cuatro años de gobierno, deja una herencia económica negativa en los principales indicadores y aspectos positivos en algunas áreas.

1. Inflación

La inflación fue una de las principales losas que arrastró el Ejecutivo de Macri, por lo directo de su impacto en el bolsillo de su consumidor. Durante los últimos dos años, en los que el país entró en una grave crisis económica, la inflación se disparó, llegando al 47,65 % en 2018, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

La tendencia alcista se mantuvo en los primeros meses de 2019 y se recrudeció tras las turbulencias financieras que se desataron después de las elecciones primarias de agosto, en las que la oposición aventajó al oficialismo en 16 puntos. El último mes con datos oficiales, septiembre, fue el peor en lo que va de año, con una inflación del 5,9 % para llegar al 37,7 % en los primeros nueve meses del año.

PUEDES VER: Argentina: Riesgo país sube tras nuevas restricciones cambiarias

Las últimas proyecciones privadas que recaba el Banco Central y que tienen en cuenta los efectos de las severas tensiones financieras de agosto calculan que la inflación acumulada en 2019 será del 54,9 %, más del doble del 23 % proyectado en el Presupuesto para este año.

2. Devaluación

Uno de los motivos que explican la fuerte inflación es la devaluación del peso argentino, otro de los legados negativos de la “era Macri”.

El 9 de diciembre de 2015, un día antes de que asumiera como presidente, y sujeto por las fuertes restricciones cambiarias que había dispuesto el anterior gobierno, el dólar estadounidense cotizaba a 9,75 pesos para la venta según el estatal Banco Nación, mientras que este lunes, un día después de los comicios, la divisa norteamericana abrió su cotización a 65 pesos por unidad.

En los últimos meses, el Ejecutivo, junto al Banco Central, intentó controlar el tipo de cambio a través de diversas restricciones y el uso de las reservas internacionales, que desde agosto se han visto reducidas en más de 20 mil millones de dólares, otro de los problemas que deberá asumir Fernández.

PUEDES VER: Guerra comercial: Trump cree que fase uno de pacto con China se firmará antes de lo previsto

3. Pobreza

A mediados de 2015, en plena campaña electoral, Macri hizo de la pobreza una de sus punta de lanza, prometiendo llegar a la “pobreza 0” durante su mandato, aunque la realidad fue muy diferente de lo que prometió cuatro años atrás.

En el primer semestre de 2016, según el en ese momento recién reestructurado INDEC, un 32,2 % vivía por debajo de este umbral, una tendencia que se redujo en los siguientes meses, hasta que la crisis revirtió este rumbo.

Las últimas cifras sitúan al 35,4 % de las personas en la pobreza, lo que supone un 25,4 % de los hogares, mientras que un 7,7 % de la población son indigentes, unas cifras que ponen al país muy lejos de la pobreza 0.

4. Desempleo

El empleo parecía uno de los principales aliados de Macri, quien consiguió reducir la tasa de desempleo en los primeros años de su mandato hasta el 8,4 % en diciembre de 2017, dos años después de asumir.

PUEDES VER: Estados Unidos rechaza ante la OMC sanciones de China por 2.400 millones de dólares

A partir de ese momento la tasa de actividad se redujo y el desempleo escaló hasta llegar al 10,6 % de la actualidad, en un contexto de reducción de la actividad económica, que en agostó registró una caída interanual del 3,8 %.

5. Deuda

La deuda bruta argentina aumentó considerablemente desde finales de 2015, cuando se situaba en el 52,6 % del Producto Bruto Interno (PBI), hasta llegar al 80,7 % del PIB para el segundo trimestre de 2019, lo que en cifras absolutas implica una deuda 337.267 millones de dólares. De esta un 42,8 % es con el sector privado, mientras que el 37 % se corresponde a compromisos con agencias del sector público.

En este contexto destaca el préstamo que a mediados del año pasado el Fondo Monetario Internacional (FMI) prestó la país suramericano, cifrado en 56.300 millones de dólares, que contribuyó de manera significativa en el aumento de la deuda.

6. Déficit fiscal

Una de las condiciones que el FMI puso al Gobierno para concederle el crédito fue una reducción del déficit fiscal, un guante que Macri recogió y se comprometió a llegar al “déficit 0” durante el presente ejercicio.

PUEDES VER: Argentina: Banco Central endurece restricciones a la compra de dólares

Desde enero hasta julio, último mes con resultados, se registró un superávit en la cuentas públicas de 34.514 millones de pesos (unos 531 millones de dólares), lo que supone un 0,2 % del PBI, en lo que respecta al déficit primario, que no computa el pago de intereses.

En cuanto al resultado financiero, que incluye intereses, los siete primeros meses del año supusieron un déficit del 1,7 % del PBI. Según los datos del Ministerio de Economía, el resultado financiero en 2015 fue de un déficit del 6,1 % del PBI, por lo que en este apartado la gestión de Macri si cumplió sus objetivos.

7. Infraestructuras

La política de obra pública es uno de los grandes orgullos de Macri, quien en repetidas ocasiones durante la última campaña electoral se vanaglorió de que durante su gestión se lanzó "el plan de infraestructura más importante en los últimos 65 años".

Este se centró en mejoras en el servicio de cloacas y suministro de aguas, autopistas y mejoras en las instalaciones aeroportuarias en lo que el todavía presidente llamó “la revolución de los aviones”.

FUENTE: Agencias

Video Recomendado