Vivienda

Entérate cuánto y cómo debes ahorrar para comprar una casa

Hay una serie de tácticas que influyen en tus ingresos, tarjetas de crédito y el mercado inmobiliario a la hora de ahorrar para tu futura vivienda.

La República
18 Sep 2019 | 9:00 h

Hay proyectos tan ambiciosos como comprar una vivienda, que nos pueden parecer imposibles, inalcanzables. Nada más equivocado. Poseer ahorros para comprar una casa es cuestión de simple estrategia.

Rebajatuscuentas.com, plataforma web sobre asesoría financiera, da una serie de tácticas para tener la casa propia:

PUEDES VER: Día del Shopping: ¿Cuáles serán las marcas que ofrecerán descuentos?

- El ideal es ahorrar el 10% de tu ingreso como mínimo. Lo importante de esta táctica es crear el hábito, demostrar que sí eres capaz de destinar una suma importante de dinero para un proyecto y, sobre todo, demostrarle al banco que, en efecto, cuando te lo apruebe, podrás pagar mes a mes el crédito hipotecario.

- Establece una meta para el primer año. Esa cifra no te dará escalofrío, la verás posible, alcanzable.

- Organiza el presupuesto. Seguramente, tendrás que hacer cambios para lograr el objetivo. Determina cuáles. ¿Podrás prescindir de comprar zapatos para ahorrar ese dinero cada mes? ¿Qué consideras más importante?

- Ten en mente que tu plan no es solo ahorrar, es la compra de la casa. Tal vez, requieras un crédito hipotecario. Por lo tanto, será una buena idea preparar el camino. Pagar todas las deudas y construir una buena calificación de riesgo es parte del proceso.

- Usar bien las tarjetas de crédito: de un lado, los excesos con las tarjetas son, en términos financieros, negocios muy costosos (por los intereses que pagas) y, de otro, comprar menos, endeudarse menos, permitirá ahorrar más.

- Elige un producto financiero para depositar tus ahorros. Al comienzo puede ser una fiducia o una cuenta de ahorros. Luego, puedes hacer el cambio a fondos de inversión más atractivos.

- Conoce el mercado inmobiliario. Aprende la diferencia del valor por metro cuadrado en las diferentes zonas, la diferencia entre un bien terminado con una antigüedad de diez años y uno en construcción, los costos del mantenimiento, el valor del arriendo, la valorización. Esta gestión mantendrá la atención en el proyecto y te permitirá aprovechar las buenas ofertas.

- Solicita al banco un estudio de tu capacidad de endeudamiento. La pregunta es: con las actuales condiciones de ingresos, ¿cuánto te prestaría el banco? Esa información es vital para determinar el valor mínimo que deberás ahorrar y qué tipo de inmueble podrás comprar.

- Utilizar hasta el 25% de los ahorros que tienes en el fondo de pensiones privado te ayudará a llegar a la meta de la cuota inicial o reducir el monto del préstamo.

- Ingresos extras es otra buena táctica: dar clases de inglés o de rumba, trabajar un par de horas los fines de semana, organizar fiestas, vender tortas y panes, asesorar… Comparte tus conocimientos.

- En la era colaborativa, suena interesante comprar una vivienda entre varios amigos. Lo importante es este caso es firmar un documento con las reglas claras del negocio y asesorarse bien para que ninguno se vea afectado en términos tributarios por un alto incremento en sus ingresos.


Video Recomendado

Lazy loaded component
Lazy loaded component