¿Es seguro que el sistema OSE valide las facturas electrónicas? Entérate en esta nota

La República
26 Apr. 2019 | 17:15h

La Sunat ha dispuesto que los contribuyentes puedan usar el modelo de validación SEE del contribuyente, en paralelo a la validación a través de una OSE solo hasta el 30 de junio de este año para que las empresas puedan adaptarse al nuevo sistema.

El Operador de Servicios Electrónicos (OSE) empezará a regir de manera obligatoria a partir del 1 de julio de 2019, en done alrededor de 17 mil empresas tendrán que validar sus facturas electrónicas a través de una OSE. En cuanto al sistema, hay muchas preguntas acerca de sus principales características y para ello es importante saber que la OSE se encarga de agilizar el proceso de facturación, mejorar el servicio de respuesta optimizando recursos y garantizando la seguridad de la reserva tributaria, intimidad e información financiera de las empresas.

Para tranquilidad de todos, el operador OSE está prohibido de filtrar información privilegiada a la competencia, ya que debe guardar reserva tributaria de la información calificada como tal. Asimismo, la Sunat exige a los OSE contar con el ISO 27001, la cual garantiza las políticas adecuadas para salvaguardar la data dentro de una compañía.

PUEDES VER ¿Trabajarás el 1 de mayo? Conoce cuánto te pagarán

La información de los comprobantes de pagos electrónicos (CPE) están encriptadas y respaldadas por la norma ISO 27001. Las OSE no tienen acceso a las cuentas bancarias empresariales y no conservan la información del valor de las facturas, solo el registro de los comprobantes.

"Ante el incumplimiento de estas garantías, la Sunat publicará en su portal cada vez que alguna OSE haya sido sancionada o haya perdido su registro como tal”, comenta Elizabeth Hernández, gerente general de Acepta Perú.

PUEDES VER ¿Reclamos?: Así podrás conseguir una indemnización por daños de una empresa

Cabe mencionar que la Sunat ha dispuesto que los contribuyentes puedan usar el modelo de validación SEE del contribuyente, en paralelo a la validación a través de una OSE, solo hasta el 30 de junio de este año para que las empresas tengan un tiempo de implementación y adaptación al nuevo sistema.