FMI eleva ligeramente proyección de crecimiento económico de Perú a 3,9%

Anie Torres
h

Según la proyección, a nivel de América Latina y el Caribe, el crecimiento del PBI peruano sería el segundo mejor de la región, sólo después de Bolivia.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó su nuevo informe sobre "Perspectivas de la Economía Mundial: desaceleración del crecimiento", en el que elevó ligeramente su proyección de crecimiento económico para Perú, de 3,8% (en enero) a 3,9%.

Según la proyección, a nivel de América Latina y el Caribe, nuestro crecimiento sería el segundo mejor de la región, sólo después de Bolivia, país que crecería 4% según el FMI. Le sigue Colombia y Paraguay con crecimientos de 3.5% cada uno.

PUEDES VER Semana Santa: Lanzan ofertas desde S/ 40 para viajes

Asimismo, respecto a la proyección de precios del consumidor, en Perú, crecerían este año en 2,4%, mientras que para el 2020, se estima una aceleración de sólo 2%.

FMI

Crecimiento mundial

A nivel mundial, el crecimiento de la economía se desacelerará de 3,6% en 2018 a 3,3% en 2019, para volver a situarse en 3,6% en 2020, estimó el organismo multilateral.

Esta proyección se debería al enfriamiento del crecimiento de China, debido al endurecimiento de las regulaciones, necesario para frenar la actividad de la banca paralela, así como a una agudización de las tensiones comerciales con Estados Unidos.

La economía de la zona del euro perdió más impulso de lo previsto, dado que se debilitó la confianza de los consumidores y las empresas y que la producción automotriz alemana se vio afectada por la adopción de nuevas normas sobre emisiones, la inversión disminuyó en Italia a medida que aumentaron los diferenciales soberanos, y la demanda externa se contrajo, sobre todo en las economías emergentes de Asia.

En Japón, por su parte, las catástrofes naturales hicieron merma en la actividad. Las tensiones comerciales asestaron golpes cada vez más duros a la confianza de las empresas, y los mercados financieros perdieron optimismo; las condiciones financieras se tensaron en el segundo trimestre de 2018 en los mercados emergentes vulnerables, y más adelante en las economías avanzadas, lo cual lastró la demanda mundial, según explicó el FMI