Muerte por sobrecarga laboral: Algo a lo que todos estamos expuestos

Anie Torres
20 Jun. 2019 | 19:49h


Kenji Hamada, un hombre de 42 años, había trabajado 70 horas seguidas antes de morir de un ataque al corazón en su escritorio en Tokio. Trabajaba 75 horas a la semana y demoraba cerca de dos horas en llegar a la oficina. El caso de Hamada no es ajeno en Japón, donde las causas de muerte por prolongadas horas de trabajo ya tiene un nombre: Karoshi.

Y no sólo es Japón, sino que en otros países el sistema de trabajo estaría enfermando a los trabajadores. El profesor de la Escuela de Postgrado de Negocios de la Universidad de Stanford, Jeffrey Pfeffer, en una reciente entrevista con la BBC mundo, acaba de afirmar que "El trabajo está matando a la gente y a nadie le importa".

PUEDES VER Cepal: Perú podría recaudar más de US$ 35 millones al año si aplica impuestos a Apps

Y el especialista tiene evidencias. "Las largas jornadas laborales, los despidos, la falta de seguro médico, el estrés provocan una enorme inseguridad económica, conflictos familiares y enfermedades. El trabajo se ha vuelto inhumano. Por un lado las empresas, de una manera fundamental, se han desentendido de la responsabilidad que tienen con sus empleados", asegura.

Incluso señala que bajo ese sistema, muchos empleados se vuelven drogadictos, porque terminan consumiendo cocaína y otras drogas para mantenerse despiertos.

PUEDES VER Produce: Maria del Carmen Abregú es la nueva viceministra de pesca

Al respecto, Pfeffer indica que si se quiere resolver el problema de manera sistémica, se requiere una intervención sistémica que debe provenir de algún tipo de regulación. 

Otra recomendación que brinda el especialista es que "si vas a trabajar a un lugar donde no te permiten equilibrar tu vida laboral y tu vida familiar, tienes que irte".  "Entonces la gente contesta: No me puedo ir. Y yo digo:Si estás en una sala y esa sala está llena de humo, intentarás salir de ahí, porque las consecuencias para tu salud serán muy severas".

"Lo otro es que la gente tiene que presionar para que existan leyes y actuar colectivamente para protegerse, porque también hay costos para la sociedad", señala.

Fuente: BBC mundo.