PARO DE TRANSPORTISTAS DEL 4 DE JULIO - ¿quiénes se suman a la protesta y cuáles son sus exigencias? DESLIZAMIENTO EN CHAVÍN DE HUÁNTAR - Gobierno entregaría bono mensual de S/ 500 a los afectados

Crónicas de los años del horror

Gustavo Gorriti reúne en El vuelo de los Asháninka textos periodísticos sobre la guerra contraterrorista de las décadas de los 80 y 90. Son hechos que no deben olvidarse jamás.

"Estos reportajes son ahora relatos lejanos, ventanas a esos años, recuerdos que desafían al olvido”. Foto: archivo
"Estos reportajes son ahora relatos lejanos, ventanas a esos años, recuerdos que desafían al olvido”. Foto: archivo
Carlos Páucar

Para más de un lector, y sobre todo para más de un periodista, El vuelo de los Asháninka es, debería ser, uno de esos libros con un lugar especial en las bibliotecas personales. Por tratarse del periodista Gustavo Gorriti y de crónicas de sangre escritas para la que fue una de las mejores revistas del país –Caretas– de Enrique Zileri, y porque nos lleva a un doloroso y necesario peregrinaje por la época del terror en el Perú.

Encontramos aquí seis desgarradoras crónicas sobre esos años de violencia demencial. Seis de los mejores escritos de Gorriti, con esa vena que en los años 80 y 90 marcó el periodismo peruano, con esa escritura suya pródiga en descripciones, información, análisis, muchísima trama periodística.

PUEDES VER: Vallejo en blanco y negro

Pero además encontramos antes de cada crónica una introducción del mismo Gorriti que se convierte –cada una de ellas– en una reflexión sobre el periodismo y en un valioso anecdotario de esos tiempos violentos.

Es, en ese sentido, como tener dos libros en uno. Los reportes del periodista de Caretas y, al lado, los recuerdos y reflexiones de Gorriti sobre cada uno de los trabajos que en su mayoría hizo con ese otro maestro de la fotografía, don Oscar Medrano.

PUEDES VER: Ladrillos hechos de relaves

Crónicas de sangre

El libro nos hace recordar que hace 39 años, en días como hoy, en los primeros meses del año, tres comunidades ayacuchanas vivían las mayores crueldades de la guerra interna.

En 1983, Lucanamarca, Huancasancos y Sacsamarca se habían rebelado contra la tiranía senderista, mataron a sus dirigentes y sufrían por eso la venganza de las huestes de Guzmán.

PUEDES VER: Buscador de monstruos

El domingo 3 de abril de 1983, un contingente terrorista con armas de fuego, hachas y machetes emprendió su feroz represalia contra los pobladores de Lucanamarca.

“Nos capturaron uno por uno, nos han hecho formar, después arrodillar, agachar al suelo. Entonces uno que estaba moviendo sus hachas nos dijo a ti te conozco, tú eres el cabecilla del pueblo, ahora te vas a morir”

PUEDES VER: Desastre animal

Pocos escaparon de la matanza. Hombres, mujeres y niños fueron masacrados en el camino hacia la comunidad y en la plaza central de Lucanamarca. Es uno de los reportajes incluidos en este nuevo título de Editorial Planeta.

En otros capítulos, igual de intensos, encontramos sus reportes sobre otras dos matanzas, las de Parcco y Pomatambo. Y también: Sendero en El Frontón, La masacre de los penales, El sensei Inamine y el que da nombre al libro y publicado en The New York Times, El vuelo de los Asháninka, un potente relato sobre la ofensiva senderista en el Ene, en 1990.

Libro "El vuelo de los asháninka" de Gustavo Gorriti. Foto: Planeta

Destaca también, por tocar las fibras personales de Gorriti, el obituario la elegía, sobre el maestro de judo Manuel Inamine Shimabukuro, asesinado el 24 de julio de 1991.

PUEDES VER: ¿Cuál será el futuro de la Plaza de Acho?

Inamine fue uno de sus maestros en esa disciplina japonesa, hasta que su auto acabó acribillado por senderistas. Como señala el autor, en el judo los maestros son más apreciados que los luchadores. Nada más cierto.

Recomendables también son sus recuerdos sobre Enrique Zileri y los cierres en Caretas, en la introducción al reportaje La masacre de los penales.

PUEDES VER: Qatar, el país que cercena derechos

Un libro para no olvidar, para evitar la amnesia inducida tras la derrota de Sendero. “Estos reportajes, hechos con intensidad y dedicación en tiempos peligrosos, con el fin de que fueran el testimonio cabal de los hechos, son ahora relatos lejanos, ventanas a esos años, recuerdos que desafían al olvido”.

Ciertamente, en los relatos de Gorriti hay latidos y voces que nos piden recordar.

Lo más visto de Domingo

Influencers y publicidad encubierta

El derecho a morir

1812-1824: Doce Años que cambiaron al Perú.