Melgar cayó 1-0 y está en penúltimo lugar en la tabla

Plataforma_glr

administracionweb@glr.pe

15 Jun 2017 | 7:45 h

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; line-height: 13.0px; font: 12.0px 'Clan Pro'}

derrota. Rojinegros jugaron mejor, dominaron el partido pero no pudieron anotar a Alianza Sullana, que aprovechó un error de Carlos Ascues para anotar el gol del triunfo local.

Las últimas veces que Melgar estuvo en el fondo de la tabla en el desarrollo del Descentralizado fue en los años 2015 y 2016, en los que se ubicó en el puesto quince.

La derrota de 1-0 ayer ante Alianza Sullana volvió a colocar al conjunto rojinegro en esta incómoda casilla.

El hincha, acostumbrado a ver a Melgar en los puestos de privilegio, aún no se impacienta porque recuerda que a fines de esos años, 2015 y 2016, festejó un campeonato y aplaudió un subcampeonato.

Además le queda aún en la retina el título de campeón logrado en el Torneo de Verano y otra clasificación a la Copa Libertadores.

Le preocupa, sin embargo, que el rendimiento del equipo haya decaído bastante y que Reynoso no tenga en los refuerzos traídos las piezas claves para lograr triunfos en casa y fuera de esta. 

UN GROSERO ERROR

A Carlos Ascues le faltó técnica para detener el balón y este le rebotó. 

Tarek Carranza aprovechó el error y fusiló a Diego Campos, que poco pudo hacer para evitar el gol sullanense. Melgar cayó una vez más en el Torneo Apertura y sigue relegado en los últimos lugares de la tabla de colocaciones.

Dominaron el partido, tuvieron más el balón pero no hubo efectividad. 

Melgar acusa cansancio. La rotación de Reynoso no da resultados con jugadores como Barrientos o Chávez, que poco aportan al equipo.

Tarde fue cuando el entrenador pidió el ingreso de Loyola en lugar del juvenil Valdivia, no fue importante el aporte del Tanque Herrera arriba y la tarde no fue la mejor para Hinostroza. No se pudo  remontar el marcador o por lo menos igualarlo.

Mandar la pelota atrás, más atrás y repartirla con calma no dio resultados positivos esta vez. 

Miguel Miranda ordenó cerrar filas en la defensa y quedarse con una victoria que le da respiro en el fondo de la tabla, junto a Melgar que se ahogó en el calor norteño y ahora se va hacia el frío ayacuchano el domingo a las once de la mañana. ❧

Video Recomendado

Lazy loaded component