Deportistas denuncian discriminación sexista en el Campeonato de España de pádel

Organización ofreció un pago fijo de 5.000 euros a los varones y a ellas no. El torneo ha quedado en al aire, ya que su retiro equivale a contar sin el 80% de las jugadoras en el top 10 del mundo.

Esta decisión de las jugadoras representa una medida de lucha por la igualdad de género dentro del deporte. Foto: Composición LR/ World Pavel Tour
Esta decisión de las jugadoras representa una medida de lucha por la igualdad de género dentro del deporte. Foto: Composición LR/ World Pavel Tour
Deportes LR

Jugadoras de pádel deciden boicotear al no disputar torneo del campeonato de España femenino de pádel debido a que se enteraron que a algunos de los jugadores les iban a pagar un fijo de 5.000 euros por jugar el torneo y que ellas no iban a recibirlo. Esta polémica se da a puertas de su fase final que se desarrollará del 27 al 31 de octubre en Madrid.

El campeonato se ha quedado al aire tras una denuncia de la asociación de jugadoras, ya que la participación de ellas equivale a tener un torneo de pádel sin el 80% de las jugadoras en el top 10 del mundo; solo tres de los diez mejores del mundo son españoles, mientras que ocho de las diez del ranking del World Pádel Tour femenino son del país de España.

El evento decidido ofrecer un fijo por participar, pero solo a los jugadores masculinos. Las deportistas consideraron el hecho como una discriminación muy grave y que les ha llevado a tomar esta drástica decisión que sirve para defender el deporte femenino.

PUEDES VER: Las Gardenias: el equipo de fútbol conformado por mujeres trans con más de 50 años de historia

La organización del torneo intentó salvar el torneo ofreciendo el mismo fijo a las jugadoras, pero ellas mantienen su decisión firme e irrevocable, ya que consideran que no es una cuestión de dinero, sino de formas: “Estamos tristes y decepcionadas. Nos da pena porque nos encanta este torneo, pero esperemos que ayude al deporte femenino”, dice Lucía Sainz, número 1º del mundo.

Pedro San Román, ex jugador profesional y ahora CEO de Urban Event, habló con las afectadas y presentó su dimisión delante de ellas: “Quiero manifestar mi pesar por el malestar que un error organizativo ha provocado en el grupo de jugadores y jugadoras participantes y ofrecerles mis más sinceras disculpas. Como responsable de la organización, me hago cargo del pesar que ha generado en los/as deportistas la oferta de incentivos económicos por participación ofrecidos a determinados jugadores”.