VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización para jóvenes de 25 años a más

Champions League: historia repetida

Un deslucido Barcelona volvió a caer goleado (3-0) a manos del Bayern Múnich, mientras que Cristiano anotó pero los ‘Diablos Rojos’ perdieron en Suiza.

El goleador. Robert Lewandowski superó sin problemas a la defensa azulgrana y anotó un doblete en el triunfo bávaro. Foto: difusión
El goleador. Robert Lewandowski superó sin problemas a la defensa azulgrana y anotó un doblete en el triunfo bávaro. Foto: difusión
Deportes LR

Por Mariano López V.

Cuando, hace poco más de un mes, partió Lionel Messi del club, el mundo del fútbol —acostumbrado a que el talento del otrora ‘10’ blaugrana solucione cualquier contratiempo— se preguntó: ¿Qué será del Barcelona? ¿Podrán seguir compitiendo al más alto nivel europeo? La respuesta, aunque parezca algo prematura, indica que no.

Y no es la paliza recibida ayer a manos del Bayern Múnich —un serio candidato a quedarse con la ‘Orejona’— lo que hace pensar eso. Es, más bien, el trámite mismo del partido, la postura de un equipo exageradamente defensivo (y que encima defiende mal), la impotencia de ciertos referentes que intentan dar más, pero que no pueden y la falta de un elemento sobresaliente como ‘Leo’, capaz de salvar el día cuando la noche estaba por caer.

La primera parte, dominada de comienzo a fin por el cuadro bávaro, empezaba a dar pistas sobre el posible desenlace del partido. El técnico del Bayern, Julian Nagelsmann, impuso condiciones a través de un equipo corto y una defensa bien adelantada, lo cual complicó la salida del local. Además, claro, de priorizar la posesión del balón y la rápida recuperación del mismo. Así, el ‘Barza’ se encontró frente a un gran problema.

El primer gol del encuentro llegó de esa manera: los alemanes se hicieron de la pelota, combinaron de gran manera de izquierda hacia el centro y Thomas Muller, el jugador que más veces le ha convertido al Barcelona por Champions (8 goles), encontró el espacio para sacar un remate que se desvió y terminó por descolocar al portero Ter Stegen (34′). Era el 1-0, y faltaba más.

En un segundo tiempo marcado por la salida de Busquets, Sergi Roberto y Jordi Alba y el ingreso de tres juveniles (dos de 17 años y uno de 18), todo se desbalanceó aún más. El polaco Robert Lewandowski se apuntó en el marcador por duplicado (56′ y 85′), sumando un total de 75 anotaciones en apenas 92 partidos en la competencia. Los catalanes, por lo contrario, acabaron el partido con cero disparos al arco, su cifra más baja en Champions League.

La suma de todo lo descrito y un superlativo Bayern, cosa que a estas alturas no sorprende, dio como resultado un 3-0 que marcó la primera vez en la historia que el ‘Barza’ pierde tres partidos consecutivos en casa en este certamen y el final de una racha de 24 años sin caer en la jornada inaugural.

El director técnico del Barcelona, Ronald Koeman, intentó encontrarle explicaciones al resultado final. “Hay diferencia en calidad, en equipo, como conjunto. Nos faltó velocidad arriba, hemos intentado poner gente joven para dar energía. A partir del 0-2 ha sido muy complicado donde el Bayern ha demostrado que es mejor equipo que nosotros”, afirmó el entrenador neerlandés, quien ya mira hacia el partido del fin de semana ante Granada.

United no pudo

El Manchester United y el humilde Young Boys invirtieron roles ayer en el estadio Wankdorf. Los suizos parecían el plantel multimillonario y los ‘Diablos Rojos’ un equipo que participaba por segunda vez en la competencia más importante del continente europeo. Ni Cristiano Ronaldo pudo salvarlos en esta ocasión.

El ‘Comandante’, de hecho, puso arriba al United (13′) cuando el partido aún no presentaba complicación alguna. Una espectacular asistencia de tres dedos de su compatriota Bruno Fernandes lo encontró solo en el área para definir y alargar su récord como el más goleador en Champions a 135 en 177 encuentros. Además de convertir al Young Boys en su víctima número 36 en el certamen.

Después del gol y una tarjeta roja a Aaron Wan-Bissaka previa al final del primer tiempo, el partido dio un giro por completo. Los locales se hicieron protagonistas del juego, superando al cuadro inglés en todo sentido, a tal punto de no admitir ningún tiro de esquina ni remate en el segundo tiempo. Al final, el esfuerzo tuvo sus frutos: lo empataron gracias a Nicolas Ngamaleu (66′) y dieron vuelta gracias a la viveza de Jordan Pefok (90+5′), quien aprovechó un pase errado de Jesse Lingard.

PSG debuta con Messi, ‘Ney’ y Mbappé

Con puntaje perfecto en la Ligue 1 (cinco triunfos consecutivos), el PSG visitará al Brujas belga —también líder de su torneo— en la primera jornada de la Champions. La gran novedad en el cuadro parisino sería la inclusión de Lionel Messi en el once inicial, compartiendo ataque con Mbappé y Neymar por primera vez en la historia. Ambos clubes se han enfrentado en solo dos ocasiones, de las cuales el PSG nunca recibió goles y siempre salió vencedor (5-0 y 1-0 en 2019). ¿La tercera será la vencida para los belgas?