LO ÚLTIMO - Minsa y expertos evaluarán este martes condiciones para aplicar tercera dosis contra la COVID-19

Renacimiento azzurro

Campeones. Italia derrotó a Inglaterra por penales y le arrebató la Euro 2020 en Wembley. El tetracampeón del mundo recuperó el sitial que había perdido en la elite del fútbol mundial.

Celebrazione. Italia consiguió la segunda Euro de su historia con un fútbol distinto al que históricamente había mostrado. Foto: difusión
Celebrazione. Italia consiguió la segunda Euro de su historia con un fútbol distinto al que históricamente había mostrado. Foto: difusión
Julio Estrada

No, no es el Coliseo Romano, es Wembley, aunque los desaforados gritos de celebración en italiano pueden hacer confundir a cualquiera. Italia se hizo monumental ante Inglaterra, fue superior en los penales y respondió en la final a la duda que estaba en la cabeza de todos desde que inició la Euro 2020: ¿volvió a lo grande el gigante dormido? Sí, volvió.

Ausentes en la última Copa del Mundo (y eliminados en fase de grupos en la anterior), la escuadra Azzurra había caído en un hoyo generacional que no encontraba salida. Todo cambió con la llegada de Roberto Mancini, Italia ganó una nueva identidad y la meritocracia se hizo incuestionable. Aunque en el momento de cristalizar esta evolución, la historia también se hizo presente para conseguir su primer título de Euro desde 1968.

Artífices. El autor del gol, Leonardo Bonucci, celebra con el entrenador Roberto Mancini. Foto: difusión

It’s going Rome

Pero esta final no estuvo fácil. Inglaterra llegaba con la convicción de que el resurgimiento era de ellos y de que la Euro se iba a quedar en casa. El lema ‘It’s going home’ se hizo popular en la isla, por el afán de devolverle la gloria a la patria natal del futbol. La responsabilidad recaía en un Gareth Southgate quien la supo asumir, pero no la supo administrar al final.

Inglaterra golpeó temprano. A los 2′, Luke Shaw ya había marcado el primero en una jugada que retrató esta nueva dinámica en su selección, una de rapidez y contundencia. Italia no se encontró en el primer tiempo, pero en el segundo todo cambió.

Lo que en otra época hubiera sido desesperación arriba y ‘Catenaccio’ al fondo, dio paso a esta nueva versión de Italia, una donde el fútbol moderno se fusiona con la sangre caliente italiana. A los 67′, Leonardo Bonucci encuentra un balón suelto en el área y la manda a guardar para el 1-1 final.

Terminado el tiempo extra, todo se redujo a la jerarquía desde los doce pasos. En una dramática definición, el portero Donnarumma se hizo héroe al atajar tres penales que Southgate le confió a los jóvenes Rashford, Sancho y Saka. A veces la historia también juega, y esta vez prefirió darle la bienvenida de vuelta a uno de sus máximos emperadores.

Decisivo. Con 19 años, Saka no tuvo temple y falló el quinto penal de Inglaterra. Foto: difusión

Reacciones

Giorgio Chiellini - Capitán de Italia

“Estoy con lágrimas en los ojos, entramos en la historia. Después de ver tantos años a Fabio (Cannavaro) levantando la Copa del Mundo, ahora estamos juntos”.

Leonardo Bonucci - Jugador de Italia

“Hicimos un grandísimo partido, ahora somos leyendas. Nos iremos de vacaciones juntos (con Chiellini) y yo lo convenceré para que siga en la selección hasta el próximo mundial”.

Dos caras. Mientras Italia celebra, Inglaterra se lamenta. ¡Así es el fútbol! Foto: difusión

Síntesis

Infografía - La República

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.