Racismo en el fútbol: casos más sonados como el de Valencia vs. Cádiz

Deportes LR

De izquierda a derecha Dani Alves, Mouctar Diakhab y Moussa Marega. Foto: composición/ AFP
De izquierda a derecha Dani Alves, Mouctar Diakhab y Moussa Marega. Foto: composición/ AFP

El futbolista Diakhaby abandonó el juego este domingo por un episodio racista. Conoce otros partidos en el mundo donde los jugadores han tenido que enfrentar este tipo de insultos.

Este jueves 4 de abril se desarrolló el partido Valencia vs. Cádiz, pero pasada media hora del encuentro surgió una fuerte discusión entre Mouctar Diakhaby y Juan Cala. En el minuto 32, los valencistas decidieron retirarse a los vestuarios, aunque según medios españoles el francés pidió a sus compañeros que regresen a la cancha y finalicen el juego.

El equipo se ha reunido y decide volver para luchar por el escudo pero firme en la condena al racismo de todo el Valencia en todas sus formas. No al racismo”, escribió Valencia en sus redes sociales, aclarando el motivo del conflicto; sin embargo, Diakhaby ya no regresó al campo.

El desafortunado episodio a causa del racismo en el fútbol no es el primero, sino que ocurren una y otra vez y la mayoría de veces sin castigos o medidas disciplinarias ejemplares. A continuación, te contamos algunos de ellos.

Dani Alves

En el 2014, el brasileño Dani Alves, exlateral del Barcelona, fue víctima del racismo en el campo del Villareal: los asistentes le aventaron plátanos cuando se disponía a sacar un córner. El jugador quiso dar una lección y recogió uno de los plátanos y se lo comió, mientras miraba directamente a la gradas. Tiempo después se inició una campaña contra el racismo llamada #SomosTodosMacacos.

Iñaki Williams

A principios del 2020 uno de incidentes más sonados fue el que pasó Iñaki Williams, cuando recibió insultos racistas desde las gradas, luego de ser cambiado. A pesar de que su capitán, Iker Muniaín, informó de los hechos al árbitro, este no hizo ninguna advertencia o lo estipuló en el acta. Más tarde, cuando se analizaron los audios de las televisoras, la Fiscalía de delitos de Odio de Barcelona interpuso una querella contra los responsables de los insultos.

Moussa Marega

Uno de los episodios más duros sucedió en Portugal en el partido de Oporto vs. Vitoria de Guimaraes. El delantero Moussa Marega se cansó de los agravios racistas y quiso irse del campo, mientras el árbitro y los jugadores de su equipo intentaban evitar que se marche sin entender su protesta. El entrenador ordenó el cambio del jugador de Oporto rápidamente para no quedarse con 10 jugadores.

Frente a este actuar, Marega señaló: “Querría simplemente decir a esos idiotas que vienen al estadio a lanzar gritos racistas que se jod*n. Agradezco también a los árbitros que no me hayan protegido y me hayan mostrado una tarjeta amarilla por defender mi color de piel”. Luego, la Federación portuguesa sancionó al club con una multa que no llegaba a los 20.000 euros.

Pierre Webó

En diciembre del año pasado sucedió un hecho histórico durante el enfrentamiento entre el PSG y el Istanbul Basaksehir de Champions. Los dos equipos decidieron abandonar el campo en señal de protesta por un acto aparentemente racista contra Pierre Webó, asistente del equipo turco, de parte del cuarto árbitro del partido, Sebastian Colescu.

Ante la negativa de los jugadores de continuar con el juego, este se suspendió. Posteriormente, la UEFA emitió un comunicado oficial donde explicó que el encuentro se retomaría con un cuarteto de árbitros distintos, algo inédito en el fútbol donde los actos racistas no se suelen castigar.