Lazy loaded image

Atlético Grau y Llacuabamba consiguieron el ansiado ascenso a Primera División

Bienvenidos. Atlético Grau y Deportivo Llacuabamba lograron el ascenso a la Liga 1, tras empatar sin goles en el Callao.

Milagros Crisanto
15 Dic 2019 | 9:10 h

Las manos estiradas hacia el cielo en señal de agradecimiento por un año soñado para el pueblo piurano, es la primera reacción de un grupo de jugadores que dejaron huella en la historia del balompié norteño, tras escuchar el pitazo final. Y es que en el año de su centenario, Atlético Grau regresó por la puerta grande a la Primera División, luego de su descenso en 1991, pues no solo jugará la Liga 1 sino también representará al Perú en la Copa Sudamericana tras ganar la Copa Bicentenario.

PUEDES VER Atlético Grau y Llacuabamba lograron su ascenso a la Liga 1

El rival no tenía nada que lamentar. Deportivo Llacuabamba también celebró, pues con el empate ambos equipos lograron el tan deseado ascenso a primera. En este caso, el cuadro de La Libertad festejó con mesura y cordura, pues ya lo había hecho tras ganar la Copa Perú, trofeo que le quitó Carlos Stein luego de presentar un reclamo por un futbolistas que jugó pese a estar sancionado por acumulación de amarillas. Los celestes hoy sonríen pero mañana no saben, ya que Coopsol luchará hasta fuera del campo por lograr su objetivo y presentó un reclamo ante la FPF. El argumento del club de Chancay se basa en el artículo 2 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA.

El equipo de la Liga 2 señala que los futbolistas no son aficionados, sino profesionales. Hecho que está prohibido en las bases de la Copa Perú según se fundamenta en el reglamento FIFA. Nada está dicho.

PUEDES VER Locura en las calles: así se vivió en Piura el ascenso de Atlético Grau [VIDEO]

Un pacto firmado

Luego de un primer tiempo que indicaba que el llamado ‘pacto del Callao’ no estaba firmado, el cuadro piurano y Deportivo Llacuabamba hicieron realidad los rumores. Con el empate sin goles, los dos lograban el ascenso y así fue.

Los primeros 45 minutos, ambos equipos intentaron ir al arco rival y tuvieron algunas llegadas pero no pudieron concretar. En la segunda mitad, los dos equipos fueron cautelosos y pasaron más del tiempo deseado en el mediocampo. Los silbidos y pifias en el estadio Miguel Grau del Callao comenzaron a escucharse, pero no fueron suficientes para cambiar el destino del partido. Todo estaba decidido, tanto así que el técnico piurano Wilmar Valencia abandonó la banca de suplentes a los veinte minutos para celebrar solo en los camerinos.

Lazy loaded component

Las agujas del reloj anunciaron el final del cotejo. La suerte estaba echada, Grau y Llacuabamba sumaron 5 puntos y se convirtieron así en los nuevos inquilinos. Celebra el norte, celebran Piura y La Libertad.

PUEDES VER Atlético Grau y Llacuabamba clasificaron a la Liga 1 tras empatar a cero [RESUMEN]

Luchó hasta el final

En el encuentro previo de este cuadrangular de ascenso, Deportivo Coopsol no tuvo inconvenientes para derrotar por 4-0 al Sport Chavelines. Los dirigidos por Francisco Melgar salieron decididos a obtener un marcador abultado y con la esperanza de que sus rivales se echaran a jugar para tener opciones. Sin embargo, Grau y Llacuabamba tenían otros planes.

El ‘Submarino Amarillo’ hizo sentir su jerarquía, tanto así que se fue al descanso goleando por 3-0 con doblete de Israel Kahn (11’ y 38’), y un tanto de cabeza de Brian Bernaola (35’). Mientras que el 4-0 lo anotó José Gómez a los 67 minutos.

¿Qué necesitaba Coopsol para ascender? El conjunto de Chancay tenía que esperar que haya un ganador en el partido estelar, algo que no sucedió. “Ambos equipos, al menos en el segundo tiempo, se pusieron de acuerdo para que el resultado no cambiara. Este es un hecho gravísimo. Esto no se queda así, vamos a hacer la denuncia correspondiente a la oficina de Integridad de la FIFA”, señaló el presidente de Coopsol, Freddy Ames.

Video Recomendado

Lazy loaded component