Los deportes más raros de los Juegos Panamericanos Lima 2019

12 Ago 2019 | 21:10 h
Los deportes más raros de los Juegos Panamericanos. (Créditos: Lima 2019)

Unos juegan básquetbol considerado de calle con árbitro y bajo techo, otros cultivan músculos de ver y no tocar y el último ensaya poses contra un rival imaginario.

Medallistas de Estados Unidos, El Salvador y Venezuela suben a lo más alto de los podios más raros de los Juegos Panamericanos, informan Esteban Rojas, Alex Oller y Luján Scarpinelli de AFP.

Lima 2019: Básquet de a tres, a mil

Tras colgarse la primera medalla de oro del Baloncesto 3X3 en Lima 2019, el estadounidense Kareem Maddox disputará algún que otro torneo con su equipo de Princeton, pero es seguro que volverá a su empleo como productor de radio en California.

PUEDES VER Comités Olímpicos participantes agradecieron acogida recibida en Perú por los Juegos Lima 2019

“Este año jugamos en más de 10 países, algunos ante público masivo. Pero viajamos durante un fin de semana y luego toca regresar al trabajo”, explicaba Maddox antes de su discutida victoria en la final de Lima 2019 contra Puerto Rico.

"Este tipo de básquet cansa mucho más que el tradicional; es frenético, no puedes parar y mentalmente es agotador. En vez de protestar porque te hicieron falta, tienes que apañártelas para que no te la señalen a ti".

Lima 2019: deportes raros

Lima 2019: Músculos de exposición

“Soy guapo, simétrico, proporcionado, joven, disciplinado”. El salvadoreño Yuri Rodríguez lo repite antes de subir al escenario a lucir los músculos que esculpió desde los 21 años. A sus 35, obtuvo la primera medalla dorada del fisicoculturismo en la historia de los Juegos Panamericanos.

Su tostado artificial contrasta con el slip blanco que deja ver su físico tallado como un David y fuerte como un Hércules. Exhibe pectorales, bíceps, abdominales, cuádriceps y más, con movimientos cuidadosos en cuatro medios giros y siete poses en Lima 2019.

Hace tres días que toma agua a cuentagotas para liberar líquidos y lucirse mejor en Lima 2019. “He eliminado el sodio y comí carbohidratos cada dos horas”, cuenta Yuri, y revela su bocadillo secreto: camote.

Lima 2019: Danza de combate

El karateca venezolano Antonio Díaz parecía pelear contra un rival imaginario. Lanzaba puños y patadas al aire, soltando gritos combativos, mientras ejecutaba su danza.

Se colgó el oro en Lima 2019, un triunfo que le garantiza el mayor reto que haya asumido: los Juegos Olímpicos de Tokio-2020. El karate se estrenará en la gran cita del deporte universal en sus dos modalidades, kata -la especialidad de Díaz- y kumite.

Los competidores en el kata no pelean cuerpo a cuerpo, sino que marcan movimientos en una coreografía que debe ser perfecta. Técnica, velocidad y potencia, así como sincronización en el caso de competencias por equipos, son los puntos a evaluar. El kumité sí trae combates golpe a golpe.

Video Recomendado

Lazy loaded component