Córdova: “Soto habló mal de mí, sin pruebas”

La República
h

Jair Córdova tuvo a inicios de este año la gran oportunidad de jugar en la máxima división del fútbol peruano y fue contratado por Carlos A. Mannucci de Trujillo, en ese entonces dirigido por José Soto, hoy técnico de Juan Aurich de Chiclayo.

Sin embargo el futbolista, que venía de ser goleador de la Segunda División 2018 con Alianza Atlético de Sullana, solo jugó 15 minutos en la Liga 1 por el cuadro “tricolor”.

PUEDES VER Soto genera ruptura en su llegada al Aurich

Luego de ello el técnico. José Soto no lo tomó más en cuenta y Jair Córdova terminó fuera del club.

Desde hace algunas semanas Córdova se ha convertido en jale de Juan Aurich y ahora es el goleador del equipo. José Soto, por su parte, ha sido contratado por el club chiclayano como DT y el recuerdo de aquel episodio nefasto en Mannucci ha vuelto.

El miércoles último José Soto dirigió su primer entrenamiento en el cuadro chiclayano, del cual no participó Jair Córdova, quien inició diálogo con la directiva sobre este tema.

No obstante, ayer la situación se calmó un tanto y el exitoso delantero volvió a los entrenamientos.

Tras la práctica, Jair Córova brindó una entrevista exclusiva y lamentó lo que viene sucediendo, esperando una pronta solución.

¿Qué fue lo que sucedió en Mannucci?

- “Se dijo que yo no me entrenaba bien, que era un borracho, que paraba saliendo, que no venía jugando como el año pasado. Se dijo muchas cosas, salió en los periódicos, mi familia salió afectada por esos temas, ahora para que venga (José Soto) y me diga que nunca dijo nada. Yo soy un profesional, vengo, me entreno, pero de ahí a trabajar con él, no.

¿Qué te ha dicho la directiva?

-La directiva quiere que me quede, que aporto muchísimo al club. Yo también necesito del club para seguir jugando y hacer goles.

¿Qué tendría que pasar para que esta situación cambie?

-Que (José Soto) acepte lo que pasó y no decir otras cosas. Si lo han traído es por algo, porque el equipo necesita un técnico. Si él dice que ya pasó por qué no es capaz de decir la verdad. Empezó a hablar mal de mí, no tiene pruebas, no le di motivos, se cerró en algo y por las puras... No puedo jugar en Primera porque no puedo jugar en tres equipos al año. Y malogra lo que hice con Sullana donde fui goleador.