Un torneo de ascenso que debe elevar su categoría

Redaccionlr
3 12 2018 | 16:00h

Realidad. A pesar de la emoción que tuvo en la recta final y de los buenos ingresos por taquilla, en la Segunda División hubo clubes con graves problemas económicos que terminaron siendo marginados por deudas. Falta de ingresos por derechos de TV le jugó en contra al campeonato.

Estadios abarrotados. Miles de hinchas ilusionados por observar a su equipo en la recta final del torneo de Segunda División. Una gran fiesta que se vivió en varias provincias de nuestro país. Todo era admirable, pero detrás de esa algarabía se han vivido diversos infiernos durante este 2018, que dañan esos bellos recuerdos.

Se dice que este certamen ha sido un éxito, a comparación del 2017 -donde incluso hubo acusaciones de sobornos-, las cifras demuestran que ello es cierto porque el cambio del formato del campeonato resultó como lo anhelaron, pero no todo ha sido color de rosa. El tema económico ha sido un karma del que diversos clubes no se han podido librar.

A pesar de la celebración de César Vallejo -nuevo inquilino en la máxima división-, de que Mannucci y Cienciano todavía tienen chances de subir a Primera, el torneo ha tenido episodios para el olvido como equipos retirados por deudas, clubes sin médicos o alojamiento.

PUEDES VER Aurich denuncia a Cienciano y espera clasificar a cuadrangular de ascenso

La Asociación Deportiva de Fútbol Profesional -Segunda División (ADFP-SD)- junto a la televisora de Consorcio Perú (GolPerú) habían llegado a un acuerdo para ceder los derechos de televisión, sin embargo, la Federación Peruana de Fútbol no aceptó. Una inversión que era la esperanza de varias instituciones, pero que para su mala suerte no se dio.

A pesar de ello, el 8 abril se inició la competencia. Las ganas y el deseo de lograr el ascenso los hacía sentir fortalecidos. Sin embargo, cuando faltaba muy poco para culminar la primera etapa del torneo, la Comisión de Justicia de la Federación Peruana de Fútbol (CJ-FPF) hacía público un comunicado donde señalaba que 12 clubes de los 15 participantes habían sido notificados por deudas económicas, dejando en claro que las instituciones que no regularicen sus pagos no podrán participar en la etapa final. Deportivo Hualgayoc, Sport Victoria, Alfredo Salinas, Willy Serrato, Unión Huaral, Los Caimanes, Carlos A. Mannucci, Atlético Grau, Sport Loreto, Cultural Santa Rosa, Alianza Atlético y Juan Aurich fueron mencionados.

Deportivo Hualgayoc, por méritos futbolísticos, merecía seguir peleando por el título de Segunda División, pero la Oficina de Control Económico Financiero (OCEF) de la FPF presentó un informe donde señalaba que el equipo de Cajamarca tenía deudas con la Agremiación de Futbolistas Profesionales, por lo que fue eliminado de la liguilla final de ascenso, tomando su lugar Atlético Grau de Piura.

Quien sí vivió una profunda crisis que lo llevó al abismo fue el equipo de Pacasmayo, Willy Serrato, ya que la cuantiosa deuda con sus jugadores hizo que la mayoría de ellos deje el club. Al punto de que Serrato, en un encuentro con Sport Loreto, se presentó con tan solo 10 futbolistas. Incluso, su único suplente, quien estaba lesionado, tuvo que ingresar para tratar de ayudar a sus compañeros. Ello lo llevó a sufrir goleadas impensadas, hasta recibir 115 tantos en total, una cifra que dio la vuelta al mundo. Finalmente perdieron la categoría, descendiendo a Copa Perú.

PUEDES VER Revive los goles que clasifican a Cienciano al cuadrangular final [VIDEO]

Alfredo Salinas también vivió su propia pesadilla. El club de Espinar (Cusco) también descendió, no solamente por los ocho meses de sueldo que les debían a su plantel. Lo más escalofriante fue cuando en setiembre del presente año, Salinas recibió la visita de la Agremiación de Futbolistas Profesionales (SAFAP) que, tras un comunicado en su página web, narró hechos difíciles de creer en un club supuestamente profesional.

“Si pierden un partido no hay lugar para cenar, cada uno ve cómo hace. Los lugares de almuerzo varían porque le deben a todos los restaurantes y muchas veces ellos mismos pagan sus almuerzos o cenas. Cuando van a jugar de visita unos viajan en avión, otros en bus y los mismos que llegan en bus a la ciudad que les toca jugar no tienen dónde dormir, comer y no hay a quién reclamar. Hay futbolistas lesionados, los directivos se comunican para tratar de rescindirle el contrato y no para hacerse cargo. Hay varios jugadores a quienes les deben el mes de marzo y en algunos casos desde febrero”, describía el anuncio.

Además, dieron a conocer que no tenían médicos que los puedan atender en caso sufran alguna lesión: “No cuentan con médico ni de local ni de visita, ellos mismos se costean sus medicinas, otros ya se pagaron sus resonancias y terapias hasta su transporte”.

La Voz del presidente

La República le realizó una entrevista al presidente de Segunda División, Sergio Ludeña, quien explicó por qué no se logró obtener los derechos de televisión. También cómo se apoya a los clubes y por qué se cambió el formato del campeonato.

PUEDES VER CAMPEÓN UCV vuelve a Primera

“Al momento de terminar el contrato con la anterior empresa que era Best Cable, logramos tener una negociación con el Consorcio del fútbol peruano (GolPerú), el cual nos iba a permitir triplicar los ingresos de los equipos, duplicar los ingresos en Segunda División. Sin embargo, este fue un acuerdo que la propia Asamblea de Segunda División aprobó, pero la empresa necesitaba que este contrato sea por tres años y la Federación Peruana de Fútbol nos encargaba la administración del campeonato anualmente y por ello necesitábamos la aprobación de la FPF, la cual no se dio”, señaló Ludeña.

Además, detalló que de igual modo se pudo obtener ese dinero: “Hemos sido perjudicados en la imagen y difusión de los partidos, sin embargo, en un acuerdo que tuvimos con la Federación y el señor Edwin Oviedo (presidente de la FPF) asumieron el aporte económico que nos iba a entregar el consorcio, han cumplido a la Segunda con un millón de dólares que nos ha servido para la parte logística del campeonato. Pero no tuvimos la parte de difusión televisiva que era necesaria para que los equipos puedan mejorar su situación con los diferentes sponsors”.

Si la economía era austera, los organizadores del torneo tuvieron que hacerse cargo de gran parte de la organización. “Lo que hace la Segunda División es solventar todos los gastos de los equipos de visita. En transporte vía aérea, terrestre, hoteles, comida y transporte internos. Esa es la ayuda que se le da a los equipos, ello con el apoyo de la FPF”, indicó Ludeña. Un hecho que ha generado muchas interrogantes es cómo han podido participar clubes con problemas económicos. Una información que causó sorpresa fue que ese aspecto no es supervisado por los directivos de Segunda División, sino por la Oficina Central de Economía y Finanzas (OCEF), un ente que fue asignado por la Federación Peruana de Fútbol para que regule y supervise el presupuesto de los clubes.

Así lo explicó Ludeña: “Desde este año la FPF subcontrata y supervisa con el OCEF los compromisos y desarrollo mensual de todos los equipos de Segunda División. Nosotros no tenemos información si cumplieron o no cumplieron, si pagaron o no, ese era un tema confidencial, decidimos manejarlo de esta manera porque era lo adecuado. Todos los equipos presentan un presupuesto y son revisados por el OCEF y si tienes la seguridad que se van a cumplir se les da el pase, pero si no, no”.

PUEDES VER Cienciano dio un paso más

Están inconformes

Para Roberto Silva, presidente de la SAFAP (Agremiación de Futbolistas), el torneo de Segunda División no ha sido exitoso, como lo anuncian los directivos.

“Hay mucha informalidad y falta de compromiso en el torneo de Segunda División. Se crearon el Sistema de Licencias, Comisión de Justicia, entre otras entidades para eliminar la informalidad, pero no se ha podido. Las auditoras han ingresado al fútbol, pero todavía no muestran resultados sólidos. Yo no estoy de acuerdo con refinanciar y el pago con cuotas porque no somos una entidad financiera. Ello conlleva a que varios clubes indiquen que empiezan un año sin deudas, pero luego no cumplen con los pagos, por ello aparecen las deudas atrasadas. Lamentablemente la Federación (FPF) no asume la responsabilidad y nosotros nos tenemos que hacer cargo de ello”, sostuvo Silva.

Otro que también alzó la voz fue Francesco Manassero, quien dirigió a Sport Victoria, pero que por las deudas económicas tuvo que abandonar la institución de Ica.

“Ahora dicen que la Segunda División ha sido un éxito, cuando no ha sido así. Los equipo no compiten de igual a igual. Hay clubes que por no tener un respaldo económico se tienen que desvincular de jugadores, no ofrecer las comodidades deseadas. No tener los derechos de TV perjudica mucho. Por ello no te permite conseguir sponsoría y no tienes cómo financiar jugadores. Por ejemplo, César Vallejo es un equipo sólido porque tiene de respaldo la universidad. Yo acepté dirigir a Sport Victoria porque a inicios de año la FPF y la ADFP-SD estaban negociando el tema de la televisión y eso iba a generar ingreso, pero al final no se dio y ello perjudicó todo”.

Quien también se pronunció fue el asesor externo deportivo de Deportivo Hualgayoc, Jim Vásquez: “Nos perjudicó mucho no tener el respaldo de la transmisión de los partidos. Nunca recibimos la visita de la OCEF y tuvimos que recurrir a otros clubes para saber qué documentos deberíamos de presentar. Me parece muy extraño que la ley la hayan aplicado con Hualgayoc y no con Juan Aurich”. 

PUEDES VER Un poema de Primera

En cifras

- 8 mil soles es lo que paga cada club de Segunda División como cuota de inscripción.

- 5 por ciento de la recaudación de los partidos está destinado para la ADFP-SD y el 3 por ciento para la FPF.

- 73 es la edición que se ha disputado en la Segunda División.

¿Por qué se cambió el formato del campeonato de este año?

- Para este 2018 la directiva de Segunda División decidió cambiar el formato del campeonato. Después de disputar las 30 fechas del torneo regular, se jugó una liguilla para luego pasar a las semifinales y conocer al primer equipo que logró el ascenso.

- Hubo expectativa en la recta final del torneo, estadios abarrotados para ver a sus respectivos equipos. Mucha atención en provincia.

- El presidente de Segunda División, Sergio Ludeña, explicó: “Analizamos los principales puntos: el primero era cortar los tamaños de los partidos. Lo segundo, que existan mayores ingresos y que el público asista a los estadios. Que sean más competitivos. Esto hubiera sido más exitoso si el primero hubiera ascendido directamente y los demás a un play off. Como no teníamos más cupos de ascenso”.

- A pesar de que se buscó intensamente la versión de la FPF, porque serán quienes organicen el torneo en el 2019, se pudo conocer que continuarían con el mismo formato. Aunque hay versiones que se podrían disputar con torneos cortos (Torneo de Verano, Apertura, Clausura y Play Off).

Documento oficial

Segunda división

En las bases del torneo de Segunda de esta temporada se ven las funciones de la OCEF, donde se hacen cargo de revisar el aspecto económico de los clubes.

Video recomendado