Paolo Guerrero: documento demostraría que Swissôtel no colaboró en caso [VIDEO]

Desmienten versión de empresa hotelera, que no habría sido sincera en su comunicado tras una carta a Edwin Oviedo sobre la situación de Paolo Guerrero, según aseguró el periodista Beto Ortiz.

17 May 2018 | 23:30 h

Desmienten versión de empresa hotelera, que no habría sido sincera en su comunicado tras una carta a Edwin Oviedo sobre la situación de Paolo Guerrero, según aseguró el periodista Beto Ortiz.

Inesperado. El comunicado del Swissotel, donde señaló que brindó la información necesaria a Paolo Guerrero, ha sido contradicha por una carta de la empresa al presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Edwin Oviedo, revelada en el programa de Beto Ortiz.

El conductor de ‘Beto a Saber’ leyó el documento, enviado el 19 de diciembre por el gerente general regional del Swissotel, Frank Spielvogel, donde señala: “Hacemos referencia a la carta por la cual solicitan información de los eventos privados realizados en nuestro hotel durante la concentración de la selección peruana de fútbol".

PUEDES VER Paolo Guerrero: "No quiero pensar que Pizarro pueda estar detrás de todo esto" [VIDEO]

La carta revela que “debemos manifestar que la relación de eventos privados realizados en nuestro hotel constituye información privilegiada que no puede ser compartida con terceros salvo autorización expresa de nuestros clientes o mandato judicial. En consecuencia, por el momento no podemos atender su pedido de información".

“Estamos autorizados a decir que el Swissotel miente", indicó Ortiz Pajuelo. "Por lo menos, en ese extremo de que dieron toda la información, el Swissotel miente porque aquí está desmintiéndolo su propio Gerente Regional diciéndole a Edwin Oviedo, presidente de la FPF, ‘no le vamos a dar ninguna información’”.

Anteriormente, el Swissotel había emitido un comunicado donde expresaba que “todas las solicitudes de información del Señor Guerrero fueron atendidas de acuerdo al marco legal vigente. Así, se respondió por un escrito un cuestionario enviado por el jugador, que nunca recogió y que entregamos a la FPF; se proporcionó los nombres de todos los mozos y azafatas que atendieron a la Selección en el área restringida contratada por la FPF en la fecha pertinente; y se le permitió entrevistar al personal de servicio que estimó conveniente, sin que el señor Guerrero pudiese identificar a la persona que supuestamente le habría servido una infusión”.

 

Te puede interesar