Datos lr

Bruno Adriano: el peruano que creció en SJL y hoy destaca en el mayor centro de investigación de Japón

El científico peruano trabajó un tiempo, junto a su padre, en construcción para poder pagarse la academia preuniversitaria. Actualmente, labora en el centro de investigación más grande de Japón. Descubre su inspiradora historia.

Bruno Adriano Ortega ha hecho estudios de maestría y doctorado en Japón. Foto: composición LR/Andina/Riken
Bruno Adriano Ortega ha hecho estudios de maestría y doctorado en Japón. Foto: composición LR/Andina/Riken
Francisco Claros

Bruno Adriano es un científico peruano que, desde hace varios años, reside en Japón. Él creció en el distrito de San Juan de Lurigancho y su formación básica la realizó en un colegio público. Ingresó a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y, tras terminar sus estudios de pregrado, continuó con su carrera como investigador. Actualmente, se desempeña en la Unidad Geoinformática del centro Riken, considerada la mayor institución de investigación de la nación asiática.

Para Adriano no fue nada sencillo adquirir una educación superior. Por ejemplo, tuvo que apoyar en el trabajo de su padre para ahorrar el dinero suficiente para cubrir sus gastos de su preparación académica y postular a la UNI. En ese contexto, te detallamos su historia y cómo llegó al país asiático para dedicarse a la ciencia.

¿Cuál es la historia de Bruno Adriano, el científico peruano que trabaja como investigador en Japón?

Bruno Adriano Ortega creció en el distrito de San Juan de Lurigancho, en Lima. Estudió la secundaria en el colegio Abraham Valdelomar. Desde esta época, tenía pensado cursar la carrera de Ingeniería Civil, ya que su progenitor se desempeña como albañil.

“Mi papá es constructor, albañil. Y, desde pequeño, supe que mi destino era ser ingeniero civil. Por eso, desde la secundaria tenía predeterminado que iba a seguir ello”, aseguró en un diálogo de 2020 con el físico nuclear Modesto Montoya.

En este periodo, también pudo descubrir su afición a los números y las matemáticas, lo cual incrementó su deseo de ser ingeniero. Según refiere la agencia Andina, al concluir sus estudios básicos, trabajó junto con su apoderado, quien laboraba como maestro de construcción civil.

Adriano Ortega trabajó un año junto a su padre para poder pagarse la academia preuniversitaria a fin de prepararse y postular a la UNI. De acuerdo con él, su papá tenía en mente que su hijo labore en el sector de la construcción, pero, finalmente, el ahora científico se inclinó por su pasión: la investigación.

Bruno Adriano estudió Ingeniería Civil en la UNI. Foto: composición LR/Andina

Su esfuerzo le permitió ingresar a Ingeniería Civil en la UNI. Durante este tiempo, se interesó por el estudio de los tsunamis y llevó cursos con varios docentes que ejecutaban estudios al respecto. Además, efectuó prácticas en el Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (Cismid), lo cual le ayudó a conocer más sobre esta área del saber.

Fue así que decidió enfocar su tesis académica para obtener su licenciatura en el movimiento sísmico ocurrido en 2007, en el Perú.

¿Cómo llegó Bruno Adriano a Japón?

En 2009, Bruno Adriano consiguió una beca para realizar estudios de posgrado en Japón. Él sabía que este país es un referente en investigaciones sobre tsunamis, por lo que decidió trasladarse a la nación asiática para hacer una maestría en gestión de desastres.

Lazy loaded component

A raíz de su buen rendimiento en lo académico, el científico peruano fue becado para cursar un doctorado en Ingeniería Civil y Ambiental en la prestigiosa Universidad de Tohoku, ubicado en la ciudad de Sendai.

“Por recomendaciones de los profesores del CISMID y también por el interés de seguir estudiando, me interesé aprender la teoría de tsunamis en Japón. Así fue cómo empecé a estudiar más desastres enfocado en tsunamis. El CISMID tiene una relación bien cercana con el gobierno de Japón, sobre todo con JICA, la Agencia de Cooperación Internacional de Japón y a través de ellos pude obtener una beca para estudiar la maestría”, confesó en una entrevista con Modesto Montoya.

Lazy loaded component

Bruno Adriano y su ingreso al instituto de investigación Riken

Bruno, actualmente, trabaja como investigador en la Unidad Geoinformática del centro Riken. Este lugar es considerado la institución de investigación más grande de Japón.

Sus estudios están centrados en la fusión de tecnologías de inteligencia artificial (IA), simulación numérica de alto rendimiento y teledetección para la atención de inundaciones, terremotos o tsunamis.

El centro Riken es el instituto de investigación más grande de Japón. Foto: Riken

Bruno Adriano y su estudio del tsunami

Una de las investigaciones de Bruno Adriano es que hizo centrado en el terremoto del 2007 en el Perú, fundamentalmente en el tsunami que se generó en la ciudad de Pisco.

Hizo una indagación para ayudar en la detección más rápida de zonas dañadas por un desastre natural. Lo acompañó con un trabajo de campo conformado por imágenes satelitales que operan como lo hace Google Earth o Google Maps.

El objetivo era mejorar la respuesta frente a un desastre natural, aseveró al detallar las diferentes investigaciones desarrolladas en esa materia. Con este precedente se enfocó en Japón, un país referente y de avanzada en este tipo de investigaciones.

¿Tiene pensado Bruno Adriano regresar al Perú?

Según reveló el investigador en el diálogo que sostuvo con Modesto Montoya, él siempre busca oportunidades en Perú. Además, precisó que es parte de un destacado proyecto en Japón que le permitiría visitar el territorio peruano de forma periódica.

“El gobierno de Japón ha aceptado un proyecto grande, la segunda fase del proyecto Satreps con Perú. Soy parte del equipo japonés siendo peruano y estoy seguro que tendré varias oportunidades de visitar el país”, aseveró en dicha ocasión.

¿Cómo fue el tsunami en Japón en 2011?

Hace 11 años Japón se convirtió en el centro de atención de todo el mundo. El país asiático fue azotado por un desastre natural el 11 de marzo de 2011. Un potente terremoto de magnitud 9,1 se produjo a 371 kilómetros al noroeste de Tokio, con una profundidad de 24 kilómetros.

El terremoto causó un tsunami con olas de nueve metros que dañaron varios reactores nucleares en el área. Fue considerado como el más devastador en su historia.

Las cifras datan que entre los muertos y desaparecidos fueron más de 22.000, según la Agencia de Manejo de Desastres e Incendios de Japón.

Lazy loaded component

¿En qué consiste la investigación de Bruno Adriano?

La investigación del peruano está centrada en fusión de tecnologías de inteligencia artificial, teledetección y simulación numérica de alto rendimiento para la gestión de desastres naturales. Es considerado uno de los pioneros en esta materia en el instituto RIKEN y, naturalmente, el único peruano en el área de IA.

Julio Urbina: el peruano que de joven lavó autos y hoy enseña en la Universidad de Pensilvania

Antes de convertirse en profesor universitario y científico, Urbina realizó diferentes empleos en su etapa escolar, como limpiar casas o lavar autos. Fue en uno de estos trabajos en los que pudo conocer personajes que tendrían una influencia importante en su posterior carrera profesional.

El ingeniero peruano ha publicado más de 40 artículos de investigación sobre su área de estudio. Además, es un activo participante de iniciativas o programas que permitan que más estudiantes peruanos puedan estudiar en el extranjero. En ese contexto, te contamos cómo llegó a destacar Julio Urbina en EE. UU. y cuál es su historia.

Julio Urbina estudió Ingeniería Electrónica en la UNI. Foto: UPenn

Luis Jáuregui: el científico peruano que creció en Ventanilla, estudió en la UNI y hoy brilla en EE. UU.

Luis Jáuregui creció en el distrito de Ventanilla, en el Callao. Desde muy pequeño, tuvo interés por la lectura. Él acostumbraba leer textos y armar o desarmar los objetos que encontraba en su casa.

Tras terminar sus estudios básicos, se preparó en una academia preuniversitaria —época en la que pudo conocer a su ahora esposa Jenny Zenobio—. Así, postuló a la mencionada universidad y consiguió ingresar como primer puesto en la carrera de Ingeniería Electrónica.

Luis Jáuregui reside en los Estados Unidos Unidos con su esposa Jenny Zenobio, quien también es una destacada investigadora peruana. Foto: composición LR/Universidad de California

Barton Zwiebach: el ‘genio de la UNI’ que se graduó sin acabar la universidad

Barton Zwiebach Cantor es un reconocido científico peruano que se desempeña como docente en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos. Nació el 4 de octubre de 1954 en Lima. Terminada su etapa escolar, ingresó la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), donde obtuvo el grado de ingeniero electrónico sin haber culminado los cinco años de estudio.

Ingresó a la universidad en 1972 y llevó todos los cursos con normalidad hasta 1975, año en el que decidió adelantar la sustentación de su tesis, según contó a sus alumnos el profesor Manuel Arévalo Villanueva.

“Fue el único alumno que sustentó su tesis antes de terminar la carrera y eso, ahora, no se puede hacer por reglamento. Barton era un fenómeno. Te sacaba cinco 20 y tenían que anularle uno. ¿Qué alumno hace eso?”, explicó su profesor Manuel Arévalo Villanueva

Foto: composición Jazmin Ceras/La República

¿Cuáles son las modalidades de ingreso a la UNI?

Por medio de su página web, la UNI indica que hay dos modalidades de ingreso: examen ordinario y extraordinario.

  • Modalidad de examen ordinario: Está dirigida a los estudiantes que terminaron sus estudios de educación secundaria en escuelas del país o su equivalente en el extranjero. La inscripción al concurso ordinario se realiza por medio de la página web habilitada por la universidad, de acuerdo con el procedimiento señalado en la guía de inscripción.
  • Modalidad de examen extraordinario 1: Aquí pueden participar los dos primeros puestos en el colegio, los deportistas calificados de alto nivel, personas con discapacidad, víctimas del terrorismo, al igual que titulados o graduados de UNI, o personas que realicen un convenio diplomático o hijos de diplomáticos.

Examen de admisión UNI: postulantes rindieron la segunda prueba de Matemáticas. Foto: composición Jazmín Ceras/LR/UNI

¿Quién fundó la UNI?

Eduardo de Habich es uno de los genios que impulso y creo la ahora reconocida Universidad de Ingeniería. En 1876, junto a otros ilustres de la época, el ingeniero polaco fundó la Escuela Especial de Ingenieros de Construcción Civiles y Minas, que hoy en día se conoce como UNI y de la cual fue su primer director.

Cabe resaltar que Habich sería un ente fundamental para el crecimiento de la UNI, pues no solo le dio fines educativos a la universidad, sino que decidió usar ese espacio en otro aspecto para defender a nuestro país. Resulta que, durante la Guerra del Pacífico, las instalaciones de la Escuela pasaron a ser en un cuartel general de diversas operaciones internas.