MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
PARTIDOS 29 DE NOVIEMBRE - ¿Qué equipos se enfrentarán este martes por el Mundial Qatar 2022?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Gremios niegan tregua y se reúnen con Ejecutivo este lunes 28
Datos lr

Día Internacional del Beso: ¿qué pasa en nuestro cuerpo cuando nos besamos y qué beneficios tiene?

¿Por qué es tan placentero un beso? ¿Cómo reaccionan nuestros órganos sexuales? Gracias a dos especialistas de la salud, descubre todos estos datos explicados a nivel físico y emocional este 13 de abril, Día Internacional del Beso.

Te explicamos por qué el beso es tan beneficioso para la salud, cuáles son sus riesgos y qué partes del cuerpo humano intervienen. Foto: composición de LR/ difusión
Te explicamos por qué el beso es tan beneficioso para la salud, cuáles son sus riesgos y qué partes del cuerpo humano intervienen. Foto: composición de LR/ difusión
Valentín Fuentes

¿Recuerdas tu primer beso? ¿Sabías que es beneficioso para la salud física y emocional? El Día Internacional del Beso es una de las fechas más apreciadas por las parejas, padres, hijos y amigos. Sea que lo obsequiemos en la boca, mejilla, frente o un área más erógena del cuerpo, un beso consentido siempre será señal de aprecio, respeto, admiración o romance.

Entre la diversidad de besos consentidos entre seres humanos, destacan los amorosos y los sociales, donde los primeros se relacionan más con el placer y los segundos están más orientados a la cordialidad y el saludo según el desarrollo cultural de cada país.

En entrevista para La República, Carlos Bromley, médico psiquiatra del Ministerio de Salud, y Nilton Custodio, director médico del Instituto Peruano de Neurociencias, responden a preguntas frecuentes sobre los beneficios, la importancia y el proceso neurológico del beso para esta fecha especial.

¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando nos besamos?

“El beso en la boca activa 34 músculos faciales, 112 músculos postulares y una gran cantidad de nervios; y si participa la lengua, se activan más terminaciones nerviosas relacionadas al estado de bienestar, placer y plenitud”, describe Bromley. Además, “se genera una secreción de oxitocina, dopamina, endorfinas, adrenalina y noradrenalina, que son neurotransmisores”, detalla.

Por su parte, Custodio explica cómo es el proceso neuroanatómico del beso. “Los labios tienen terminaciones nerviosas sensitivas muy específicas, inclusive 200 veces más potentes que las yemas de los dedos. (Estas terminaciones) activan a la corteza cerebral y es aquí donde se interpretan como algo placentero. Después, (esta información) pasa al tálamo, y luego a la amígdala. A partir de aquí se produce todos los desencadenantes neuroquímicos”.

¿Por qué el beso en la boca es tan placentero?

Una de las razones más importantes se debe a la dopamina, “neurotransmisor que genera placer y que nos da la necesidad de un circuito de recompensa. Es decir, la sensación de querer otro beso o que este sea muy prolongado para seguir sintiendo ese placer de repetirlo una y otra vez”, responde Custodio, past-president de la Sociedad Peruana de Neurología.

“También se activa la hormona del amor, la oxitocina, que expresa la sensación de algo muy bonito para la persona, y de otras como la adrenalina y noradrenalina que activan el sistema simpático que acelera el corazón y produce ‘las mariposas en el estómago’”, indica.

¿Cuáles son los beneficios para la salud del beso en la boca?

“Los neurotransmisores liberados otorgan el buen estado de bienestar, de alegría, de contento, y con ello la felicidad. Por su parte, la oxitocina ayuda a fortalecer el vínculo entre las personas. Dentro de esta múltiple activación, el beso mejora el metabolismo, ya que tiene que ver con el ritmo cardiaco, la presión arterial, la respiración. En general, baja el nivel de estrés y permite que la persona alcance bienestar a nivel físico como mental”, especifica Bromley, también cofundador de la Academia de Neurociencias del Perú.

A su vez, Custodio complementa asegurando que “el beso en la boca ayuda a que uno pueda sentirse tranquilo, superado, disminuye la tensión, ansiedad. Ayuda a mejorar el mal día, pues alivia muchas tensiones e, incluso, enfermedades”. No obstante, advierte que, si bien el beso en la boca repetitivo es beneficioso para los pacientes hipertensos o con problemas cardiovasculares, “(es riesgoso) para los pacientes que han tenido un infarto o una angina de pecho”, debido a la excesiva activación del sistema simpático.

¿Cómo reaccionan los órganos sexuales cuando nos besamos en la boca?

“Hay una activación sexual en las zonas erógenas del cuerpo. Esto implica la erección del pene y del clítoris y la secreción de los flujos masculinos y femeninos relacionados con el sexo”, precisa Bromley. Igualmente, indica que “el beso forma parte del acto sexual, ya que tiene que ver con las caricias y las palabras que se escuchan durante la intimidad”.

Al respecto, Custodio detalla que “tanto en el hombre como la mujer, luego de activarse los neurotransmisores, se activa la testosterona, hormona que está más elevada en el varón (…). A tal punto que el coito se activará tras una repetición de besos (...). Caso distinto es con el beso social, donde solo participan los músculos de los labios, del cuello; y el tálamo y la amígdala lo bloquean y no va más allá”.

¿Qué tan saludable o placentero es el beso en los genitales durante el sexo?

“Los genitales tienen hasta mil veces más terminaciones sensitivas que las yemas de los dedos. Los neurotransmisores se activan más rápido, en millonésimas de segundos (...). En el caso de los besos en la zona anal, la activación es menor ya que no hay terminaciones nerviosas, es como si besaras tu cuello o frente. Por el contrario, en los pechos hay tanta activación como los labios. La clave es dónde se estimula. Labios ideal. Genitales mejor. Senos también”, explica.

“Lo fundamental en el beso romántico (consentido) es que haya atracción entre uno y otro, que se da en la corteza prefrontal del área ventral. Si no hay atracción, no se activa nada”, precisa.

Día Internacional del Beso: ¿qué pasa en nuestro cuerpo cuando nos besamos? Foto: captura/ Piqsels