Qué significa ser graysexual, la orientación sexual que se confunde con la asexualidad

Graysexual es un término no tan conocido que genera interrogantes. Aquí te explicamos qué significa esta orientación sexual.

La graysexualidad es una de las orientaciones sexuales que suele confundir a las personas. Foto: composición LR
La graysexualidad es una de las orientaciones sexuales que suele confundir a las personas. Foto: composición LR
La República

“¿Qué significa ser graysexual?”. Es un cuestionamiento que muchas personas se realizan últimamente ante el espectro de las diferentes orientaciones e identidades sexuales que sigue en proceso de construcción. Se suele confundir a las y los graysexuales con la asexualidad. Este concepto, como su nombre lo indica —gray es gris, en inglés—, no se lleva bien con los extremos, sino que mas bien fluctúa entre una amplia gama de la sexualidad. Aquí encontrarás más detalles sobre esta orientación sexual.

Lazy loaded component

¿Qué significa ser graysexual?

La graysexualidad es “aquella tendencia sexual que se sitúa entre la asexualidad y la sexualidad, va por etapas” en la que “la persona no tiene por qué siempre situarse en una sexualidad continua, lo mismo que puede elegir por sí mismo en un periodo de su vida no mantener ninguna atracción física, sexual ni social”, según define Rocío Delgado Colmenero en su texto “Rompiendo la brecha de la heteronormatividad. Identidad de género y nuevas tendencias sexuales en educación primaria”.

En la actualidad se afirma que la graysexualidad pertenece al espectro de la asexualidad, pero sin ser un sinónimo de esta orientación. La Red para la educación y la visibilidad de la asexualidad (AVENes) afirma que ser asexual “no es lo mismo que ser célibe. No implica necesariamente no tener libido o no practicar sexo o no poder sentir excitación o no poder enamorarse o no tener pasiones o no sentir deseo”, de acuerdo a declaraciones recogidas por el diario La Vanguardia.

En la comunidad asexual, la consideramos una orientación sexual, hacia ningún género o sexo, o la falta de orientación sexual, siendo esta referida solo a la atracción sexual, ya que la orientación romántica de cada persona no tiene por qué coincidir con la sexual”, afirma la organización.

En un sistema en el que las personas solo pueden sentirse atraídas sexual y afectivamente por mujeres y hombres (binarismo), la graysexualidad —así como otras orientaciones sexuales— quedan excluidas e incomprendidas por las sociedades actuales cuando estas personas siempre han existido. Incluso, tienen su propia bandera con los colores morado, gris y blanco.

Existen diferentes cuestionamientos hacia las personas graysexuales que plantean si estas pueden sentir deseo o atracción sexual hacia alguien. La respuesta es sí, pero “en limitadas y específicas ocasiones”. A un o una graysexual sí le interesa el sexo, pero solo si se dan ciertas circunstancias.

Una de las preguntas que especialistas plantean para que una persona pueda reconocerse o no como graysexuales es si les es fácil descubrir con qué se excitan y cuáles son los disparadores para querer tener sexo con alguien. La dificultad para encontrar ciertas precisiones puede ser un indicativo. Pero no dejan de ser acercamientos teóricos, todavía en construcción.