José Abelardo Quiñones: El 'kamikaze' peruano que reescribió nuestra historia en el cielo

La República
21 M04 2019 | 18:27h

A 105 años de su nacimiento, recordamos la increíble historia de inmolación del chiclayano José Abelardo Quiñones, quien a bordo de “Pantera” sembró el terror en el ejército ecuatoriano con apenas 27 años. 

Eran los albores de la Guerra con Ecuador en 1941, un joven alférez graduado como el mejor en la especialidad de piloto de caza con el “Ala de oro” se incorporaba al XXI Escuadrón de Caza del Agrupamiento Aéreo del Norte. José Abelardo Quiñones, chiclayano de nacimiento, desconocía el heroico destino que lo aguardaba a bordo de su North American NA-50, bautizado como “Pantera” por su temerario vuelo invertido casi a un metro del suelo.

El sol inflamaba el cielo de esa mañana del 23 de julio cuando cuatro pilotos peruanos surcaron Quebrada Seca, frontera con Ecuador, a unos 2 mil metros de altura con el objetivo de purgar a los violadores del territorio. Hasta el momento, el contingente ecuatoriano había asolado el avance de nuestras tropas en el lugar.

PUEDES VER El histórico NA-50 se alista para una última misión

Sorpresivamente, los cañones antiaéreos oscurecieron el horizonte aliado y alcanzaron a los valientes cóndores peruanos. Quiñones, que había pedido personalmente participar de la misión, veía cómo las llamas invadían su nave al tiempo que cubría el repliegue de su equipo. Ahora se encontraba a menos de 800 metros de altura, y bajando.

Horrorizados por el embate certero, sus camaradas esperaron a que el héroe experto en paracaidismo se eyectara para salvarse de una muerte segura, pero Quiñones aun no había jugado su última carta ante el enemigo.

Armado únicamente con su valor y a bordo de quien sería su última y más fiel compañera de batallas, ahora en llamas, el aguerrido norteño enfiló cual fénix contra las líneas enemigas y acabó por completo con los nidos adversarios en tierra, pero también con su vida. Apenas tenía 27 años cuando decidió estrellarse para salvar el nombre del Perú.

Volverá a volar este 2021

José Abelardo Quiñones fue declarado póstumamente héroe nacional en 1966 por su trascendental inmolación. El 23 de julio de cada año se recuerda como el Día de la Aviación Militar en el Perú. Además, a partir del 2014 se conoce al espacio aéreo peruano como el “Cielo de Quiñones”, tal y como se hiciera con el “Mar de Grau”.

Del mismo modo, el billete de Diez soles luce su estampa, mientras que el BCR acuñó una moneda en su honor en 1991. En este momento, la FAP restaura una réplica de “Pantera” que recorrerá el cielo peruano en las celebraciones por Fiestas Patrias en el 2021. Una verdadera justa histórica.