Santiago Posteguillo: “ahora no se queman libros, pero se les quita presupuesto”

Santiago posteguillo. Escritor español de novelas históricas, invitado de la reciente FIL de Lima, presentó El séptimo círculo del infierno, libro en el que, a manera de perfiles, retrata a escritores desde Grecia hasta los de Latinoamérica.

7 Ago 2018 | 7:00 h

Santiago posteguillo. Escritor español de novelas históricas, invitado de la reciente FIL de Lima, presentó El séptimo círculo del infierno, libro en el que, a manera de perfiles, retrata a escritores desde Grecia hasta los de Latinoamérica.

Consolidado como uno de los mayores autores de novela histórica sobre la antigua Roma, el escritor español Santiago Posteguillo (Valencia, 1967) valoró el interés de América Latina por las culturas clásicas y lamentó tener la sensación de que España vive de espaldas a Latinoamérica. En una entrevista a EFE durante su paso por la vigésimo tercera edición de la Feria del Libro de Lima (FIL), Posteguillo confesó que al principio le llamó la atención el interés de los latinoamericanos por la antigua Roma y Grecia, pero luego entendió que se debe a múltiples conexiones culturales.

“En América Latina se mira con mucho más interés a Europa para saber más del mundo de donde viene su cultura, mientras que tengo la sensación de que, de forma bastante estúpida y a veces altiva, España vive de espaldas excesivamente a América Latina”, opinó

PUEDES LEER: Mario Escobar: “Buscamos identificarnos con los héroes de a pie”

“Encontramos conexiones en muchísimas cosas esenciales. Hablamos un idioma derivado del latín y nuestro derecho es una evolución del derecho romano. También la organización política”, agregó Posteguillo, autor de dos trilogías sobre Escipión y Trajano.

Posteguillo, profesor en la Universitat Jaume I (UJI), de Castellón de La Plana, advirtió que un elemento clave para fortalecer los lazos entre los países iberoamericanos es el idioma español que hablan 500 millones de personas.

Unión es precisamente lo que el autor de superventas como La traición de Roma consideró que necesita la Unión Europea (UE), al que califica como el proyecto político e integrador más ambicioso desde el imperio romano.

“Actualmente camina hacia la desunión. Tenemos el Brexit y otros movimientos centrífugos en varios países de la UE, como la Liga Norte en Italia. Roma precisamente cayó cuando comenzó a desunirse”, apuntó.

“Su estructura no debería ser tan mala cuando todo el mundo quería entrar en el imperio romano, igual que ahora tanta gente quiere venir a Europa. Tenemos un problema migratorio de enormes dimensiones y difícil solución, pero lo que tengo claro es que con la desunión no vamos a lograr nada”, añadió.

Posteguillo recordó que Europa ya sabe lo que es terminar “muy pero que muy mal” por la desunión, con dos guerras mundiales en el siglo XX que comenzaron en su territorio.

“Lo que no podemos pensar es que no se puede volver a repetir. El siglo XXI es una repetición acelerada del XX. Se comienza con una gran burbuja económica y financiera que estalla para pasar a una depresión económica de la que se sale con nacionalismos exagerados, fascismos y nazismo, lo que termina en una guerra mundial”, relató.

“Ahora tenemos en Europa nacionalismos y protofascismos gobernando Italia. ¿Vamos a repetirlo todo hasta llegar al final? Pongamos el freno”, demandó.

Sobre las barreras para la literatura, Posteguillo reconoció que “ahora ya no se queman libros y en las democracias occidentales no se prohíbe leer nada, pero si hay crisis, lo primero que cae son los presupuestos para las bibliotecas”.

“Lo que no hacen los gobiernos es fomentar que la gente lea, porque tienen pánico a que la gente lea, porque la gente que lee, piensa y la gente que lee, piensa y tiene posibilidad de votar, no interesa”, apostilló.

Posteguillo consideró que en España no hay censura porque “puedes escribir y publicar lo que quieras sin mayores problemas”, pero lo que pasa es que “hay más autocensura propia por lo políticamente correcto”.

Salvarse con la crítica

Para salvar eso, tomó como ejemplo al escritor de comedias romano Plauto, cuyas obras situaba dos siglos antes, en la antigua Grecia, pero contenían una fuerte crítica a los senadores romanos.

“Yo hago lo mismo. Hay muchas frases en mis novelas que se pueden entresacar y son muy reconocibles con el momento político que vive España o el mundo actual, lo que pasa es que te lo sitúa en Roma”, indicó.

Así trabaja Posteguillo, actualmente, en una nueva novela de la que solo quiso desvelar que tendrá como protagonista a “otro personaje del imperio romano injustamente olvidado, como Escipión y Trajano, y que impresionará mucho”. 

Te puede interesar